Las competencias de programación llegaron nuevamente a la Universidad de La Punta, esta vez, de la mano de Microsoft. La firma tecnológica organizó, junto a la casa de estudios, una hackathon destinada a alumnos de la Tecnicatura Desarrollador de Software y otros desarrolladores de San Luis. Durante la actividad, los participantes crearon aplicaciones para Windows Phone y Windows 8.

La hackathon de Microsoft y la ULP convocó a alumnos de la tecnicatura en Desarrollador de Software y programadores locales

La hackathon de Microsoft y la ULP convocó a alumnos de la tecnicatura en Desarrollador de Software y programadores locales

Previo al inicio de la hackathon, Alejandro Banzas, technicalEvangelist de Microsoft para Argentina y Uruguay, brindó una capacitación sobre las herramientas necesarias para el desarrollo de estas apps. Para su creación, los chicos utilizaron datos de Gobierno Abierto sobre antenas WI-Fi, Red de Estaciones Meteorológicas, Mi Próximo Colectivo, entre otras.

A modo de balance, el TechnicalEvangelist de Microsoft manifestó: “La percepción del trabajo grupal fue muy buena. El conocimiento ya lo tienen incorporado, ya que las plataformas cuentan con soporte nativo de HTML: una tecnología que se utiliza hoy en el mercado”. Y agregó: “Ahora deben profundizar sobre las particularidades de estas plataformas y aprender a publicar sus aplicaciones”.

Según explicó Banzas, la función de un TechnicalEvangelist consiste en fomentar y trabajar con distintas audiencias, con el objetivo de brindarles las últimas tecnologías de Microsoft.

Los alumnos de Software se sumaron a la hackathon de Microsoft

Un grupo de estudiantes de la Tecnicatura en Desarrollo de Software (modalidad intensiva) de la ULP participó de la hackathon organizada por la ULP y Microsoft. Dos de ellos son Daniel Becerra (22) y Aelohim Ponce (19), quienes trabajaron en el desarrollo de una app con datos abiertos de Mi Próximo Colectivo.

“Con esta aplicación, el usuario podrá conocer las paradas de colectivos más cercanas, según el lugar hacia donde quiera ir. Es una forma de optimizar el tiempo de las personas que utilizan este medio de transporte”, explicó Becerra. Su compañero contó, además, que desde la empresa tecnológica les proveyeron las herramientas necesarias para el desarrollo de las diferentes apps.

Finalmente, Aelohim Ponce comentó por qué decidió estudiar Software intensivo en la ULP: “Un amigo me dijo que se trataba de una tecnicatura corta, con rápida salida laboral y residencias universitarias. Eso, sumado a mi gran interés por la tecnología, terminó de convencerme y me inscribí”.

Nota y foto: Gabriel Sindoni – Prensa ULP