Todos los dirigentes: intendentes, diputados y  senadores que fueron protagonista de estos treinta años tuvieron su homenaje hoy en Terrazas del Portezuelo.

Los festejos por las tres décadas de democracia comenzaron a las 18.30 en el Salón Blanco

Los festejos por las tres décadas de democracia comenzaron a las 18.30 en el Salón Blanco

Los festejos por las tres décadas de democracia comenzaron a las 18.30 en el Salón Blanco, donde se hizo un agasajo para todos los actores de la provincia, que recibieron un cargo  electivo durante el gobierno democrático.  La organización de los actos de celebración  estuvo a cargo de una comisión que presidió el gobernador de la Provincia Claudio Poggi.

Una conmemoración atravesada por la pluralidad. Participaron dirigentes políticos de todas las fuerzas políticas que a los largo de las tres décadas tuvieron representación institucional. Referentes del Partido Justicialista, la Unión Cívica Radical (UCR), el Movimiento Patriótico de Liberación (MPL), el Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), el Movimiento Popular Provincial (MPP), el Frente para la Victoria, el Movimiento Vecinalista Independiente Provincial (MOVIPRO), la Coalición Cívica, el Frente Progresisita Cívico y Social, entre otroas expresiones de la vida polítia provincial.

Ministros del Poder Ejecutivo Provincial junto a integrantes de la comisión tuvieron la responsabilidad de entregar a los dirigentes los diplomas y las medallas de plata.

“Es un día muy importante de fiesta para todos los puntanos. Cumplimos 30 años de la recuperación de la democracia este hecho importante en la historia de nuestro país dejamos atrás años trágicos, donde la constitución desapareció por completo. En estos treinta años Argentina ha logrado recuperar el sistema republicano federal y representativo que hace a una mayor democracia”, recordó el diputado Demetrio Alume.

Hubo expresiones de emoción y algunas  lágrimas, un acto donde el recuerdo fue el hilo conductor, es que cada una de las personas que recibieron una distinción fueron protagonistas de esta democracia nueva que se estrenó en octubre de 1983, cuando el pueblo se expresó a través de las urnas.  Cuarenta y un días  después en San Luis asumían los candidatos elegidos.

Se entregaron las medallas de plata y los diplomas

Se entregaron las medallas de plata y los diplomas

Primero se entregaron las medallas de plata y los diplomas, que llevaban impresos la leyenda: “Un reconocimiento y homenaje por contribuir a la democracia”.  Luego se entregaron las medallas de oro a los que fueron elegidos por el voto popular aquel octubre de 1983.

“Un día de celebración 30 años de democracia para los quienes vivimos aquel triste golpe de estado, los aires del año 83´frescos todavía con un poco de temor en aquella incipiente democracia-, comentó la senadora provincial, María Angélica Torrontegui-.  Ahora está consolidada, tiene generaciones nuevas haciéndose cargo de nuevos sueños. En mi caso el gran honor de haber participado del gobierno de Adolfo Rodríguez Saá intensamente en distintos cargos, luego, con Alberto Rodríguez Saá fui legisladora, y en este  momento estoy con el cargo de senadora provincial”.

En cada una de las mesas estaban representados los nueve departamentos: Por el Ayacucho recibieron 159 personas; Chacabuco distinguió a 164; Pringles 94; Dupuy 119; Pedernera 272; San Martín 66; Junín 138; Belgrano 69 y por el Juna Martín de Pueyrredón recibieron 250 dirigentes.

Hubo expresiones de emoción y algunas  lágrimas, un acto donde el recuerdo fue el hilo conductor

Hubo expresiones de emoción y algunas lágrimas, un acto donde el recuerdo fue el hilo conductor

Hoy el reconocimiento es a los pioneros, “Debo decirle que no era muy fácil ser candidato en aquella primera época pero felices que en San Luis estos 30 años hayan sido de transformación de sueños realizados”, destacó Torrontegui, quién conforma la comisión de honor de los actos de conmemoración de la democracia.

“Creo que para nosotros en vida democrática todos los días debemos compartir disentir y no enojarnos porque la diversidad de opiniones hace que podamos estar mucho mejor. Aquel diciembre no lo podíamos creer, porque nos había tocado una etapa muy difícil, era un volver a empezar y despertar a la participación, a veces sin saber hacia dónde ir, porque la democracia todavía no estaba consolidada. Estábamos dando los primeros pasos y los riesgos existían, dijo Mirtha Verbeke de Canta. Y recordó que ella comenzó en diciembre del 1983 en educación. “Me desempeñé como ministra de Educación, de Industria y Producción y fui la primera mujer intendenta de la ciudad capital, con mucho orgullo trabajo y dedicación”.