La Policía Caminera desarrolla procedimientos destinados a disminuir la cantidad de animales sueltos que existen en las rutas de San Luis.

Estos operativos consisten en sacar de circulación a todos los animales que se encuentren al costado de la ruta, para prevenir todo tipo de accidentes automovilísticos.

Los propietarios de dichos animales deberán abonar las multas correspondientes si no vigilan la circulación de sus ganados.

 Según informó el jefe de la Policía Caminera de la Provincia, Crio. Marcelo Balbo, esta vez los procedimientos se llevaron a cabo sobre la Ruta Nacional N°147, en el camino de San Luis a San Jerónimo, donde se secuestraron tres animales caprinos.

Fueron retenidos por efectivos de la Caminera y trasladados a la colonia penitenciaria.

Es importante recordar que estos operativos se realizan en el marco de la ley N°V-0847-2013, que prohíbe a los propietarios, poseedores o guardadores de animales (ganado mayor o menor), dejarlos sueltos o abandonados en las rutas, caminos o calles públicas del territorio provincial. El objetivo es reducir al máximo la siniestralidad vial y evitar que se produzcan accidentes que pueden llegar a ser fatales.

Con respecto a las multas para quienes no cumplan con la normativa vigente, éstas oscilan entre el valor equivalente a los 350 y los 1500 litros de nafta súper, arresto y decomiso.

En la ocasión, todavía no se ha determinado quiénes podrían ser los dueños de los animales secuestrados, pero se trabaja en el tema y una vez identificados los propietarios (si los hubiere) se procederá al cobro de las multas correspondientes, por parte de la Unidad de Juzgamiento y Contravenciones de Tránsito, dependiente del Ministerio de Relaciones Institucionales y Seguridad.

Nota y video: Eugenia Catalfamo, Prensa Ministerio de Relaciones Institucionales y Seguridad.