Es la denominación comercial que le dieron Claudia Espinoza, Luciana Calderón y Silvana Tejera a su emprendimiento de moda, que se dedica a la venta y alquiler de vestidos de alta costura.

La idea surgió según sus integrantes, diseñadoras las tres, con el objeto de brindar un servicio que le permita a la mujer estar a la altura de un importante evento y lucir un buen vestido para una noche de fiesta, con la alternativa de alquilar o confeccionarse un vestido a medida sin  tener que gastar altos costos.

Silvana Tejera si bien ya se dedicaba a esta tarea, no desde un emprendimiento, ahora contenta manifiesta, “tenemos una empresa”.

Sobre un crédito de $50.000 destinaron el dinero para la compra de maquinarias y las telas  para la confección de los vestidos.

Agradecieron poder participar del evento que les permite mostrar lo que hacen y como mensaje expresaron: “que aprovechen lo que está dando el Gobierno porque toda esta ayuda no te la da nadie, que se inscriban porque vale la pena”.