En el marco del Proyecto “Revalorizando El Patrimonio de las Lagunas de Guanacache, del Desaguadero y del Bebedero. Vinculando Arte y Ambiente” se lleva a cabo el dictado de diferentes talleres de capacitación destinado a docentes y alumnos de las escuelas de la Región Educativa I.

Estos talleres están organizados por el Subprograma de Educación Primaria

Estos talleres están organizados por el Subprograma de Educación Primaria

Según informó la jefa de Subprograma Educación Primaria, Graciela Bianchi, estos talleres comenzaron en septiembre y el cierre será en octubre. En esta fecha los alumnos harán la exposición de trabajos y la puesta en escena de la obra Los Gritos de la Madre Tierra.

Uno de los objetivos de estos talleres es el de propiciar la revaloración del Humedal de Las Lagunas de Guanacache, del Desaguadero y del Bebedero tomando como eje conceptual el patrimonio y su abordaje desde la educación artística, la educación ambiental y las ciencias sociales, vinculando conceptos clave que permiten el trabajo multidisciplinar en torno a la revalorización de las Lagunas de Guanacache.

Participan la Escuela Nº436 “Juan José Paso” (Jarilla), Escuela Nº311 “Luis Jofré” (Chosme) y la Escuela Nº10 “Juan Esteban Vacca” (Alto Pencoso).

Talleres de capacitación destinado a docentes y alumnos de las escuelas de la Región Educativa I.

Talleres de capacitación destinado a docentes y alumnos de las escuelas de la Región Educativa I.

Estos talleres están organizados por el Subprograma de Educación Primaria, la coordinación de Educación Artística, el Subprograma de Educación Rural y el CICEA del IFDC San Luis

Estas acciones abordadas desde el Ministerio de Educación acompañan las políticas públicas del Gobierno de la Provincia, que apuesta al rescate de este humedal a partir de una fuerte inversión en la obra pública, con la construcción de azudes que permitirán regenerar el sitio de lagunas y bañados que fueron desapareciendo a través del tiempo por acciones antrópicas y naturales, recobrando así unas cinco mil hectáreas entre la zona que abarca el Arco del Desaguadero hasta El Ramblón, dando como resultado la recuperación de la flora y fauna, el patrimonio cultural, histórico y natural y el desarrollo de nuevas actividades turísticas para San Luis.