Sergio Martínez consideró “emotivo y bonito” el encuentro que tuvo esta noche con los líderes de las naciones Huarpe y Ranquel. “Son gente sencilla, con principios y valores muy buenos”, destacó luego de la charla.

"Fueron muy generosos conmigo", dijo el boxeador luego del encuentro

“Fueron muy generosos conmigo”, dijo el boxeador luego del encuentro

Por iniciativa propia, Sergio “Maravilla” Martínez se reunió esta noche con los líderes de la comunidad Huarpe y Ranquel de San Luis. “Cuando llegué me enteré, empecé a preguntar y me interesó. Este fue el primero de muchos encuentros que vamos a tener cuando visite nuevamente la provincia”, dijo el boxeador luego del encuentro que sintetizó como “bonito y emotivo”.

“Son gente sensible, con base, principios y valores muy buenos. Voy a divulgar la palabra de ellos para que se pueda saber en el mundo entero de que aquí existen los Ranqueles y los Huarpes”, contó Sergio como una de las impresiones que le dejó la charla que tuvo lugar en el Hotel Potrero de los Funes.

También les adelantó que su intensión es regresar a la provincia y que en esa oportunidad visitará las comunidades originarias: “Sabiendo que San Luis es la única que se está encargando de devolverles las tierras que les pertenecían y que eso les devuelve la identidad, me interesó conocerlos. Merecen ser escuchados y como a mí me gusta escuchar, aquí estuvimos. Me voy a interiorizar aun más para ayudarlos como se pueda porque necesitan de nuestro apoyo”, sintetizó el carismático boxeador.

Merecen ser escuchados y como a mí me gusta escuchar, aquí estuvimos", dijo

Merecen ser escuchados y como a mí me gusta escuchar, aquí estuvimos”, dijo

“Le contamos cuál es nuestra realidad, que es diferentes a la de otras provincias, y él tiene la intensión de tomar como ejemplo la política de San Luis, lo que es muy esperanzador”, dijo por su parte la jefa del Programa Culturas Originarias, Pascuala Guakinchay.

Al final, los lonkos de ambas comunidades le entregaron diferentes presentes de tejidos a mano por las mujeres de la comunidad, pero también la bandera de los pueblos originarios y un poncho rojo y negro que no dudó en ponerse para las fotos. “Es el color de la ropa con la subo a pelear”, les dijo, y al final agradeció: “Fueron muy generosos conmigo y tuvieron palabras muy lindas”.

"Maravilla" se lleva de San Luis el cariño de los pueblos originarios

“Maravilla” se lleva de San Luis el cariño de los pueblos originarios