Una bella e inesperada sorpresa tuvieron los merlinos este lunes por la mañana, al descorrer las cortinas de sus ventanas y encontrarse con postales de una ciudad nevada.

Las precipitaciones se iniciaron por la madrugada, con mayor intensidad en la zona serrana, por lo que este lunes la villa amaneció cubierta de un manto blanco que trajo alivio y alegría tras semanas de sequía.

Al amanecer, la Sierra de los Comechingones permanecía cubierta por las nubes. Sin embargo, cientos de vecinos y turistas emprendieron el Camino al Filo por ruta provincial N°5 para obtener sus postales personales del fenómeno natural.

Los vecinos de la villa turística aprovecharon para tomar fotos de la nieve

Los vecinos de la villa turística aprovecharon para tomar fotos de la nieve

El tibio sol se asomaba entre las nubes a media mañana y dejaba ver el bello panorama de las sierras blancas, los árboles cubiertos de hielo y de aquellos de jugaban con la nieve haciendo los tradicionales muñecos.

Según informó Defensa Civil, los caminos permanecían abiertos al tránsito con controles permanentes ante la posible formación de hielo, por lo que el acceso a las zonas más altas de las sierras permitió disfrutar del fenómeno a decenas de personas.