El cura párroco de Villa de la Quebrada, Luis Paredes, comentó las actividades que se realizan durante la fiesta religiosa más grande de la provincia.

Durante estos días, la comunidad parroquial de Villa de la Quebrada se prepara de un modo especial. Desde hace unos días, se celebra la novena, la cual finaliza este jueves.

Además, se ofician misas cada una hora, confesiones y bautismos, donde los padrinos participan de una charla instructiva por parte de religiosos. “Estamos trabajando bastante y con mucha gente como todos los 1 de mayo”, dijo Paredes.

Por otra parte, el sacerdote hizo referencia a la elección de Jorge Bergoglio como nuevo papa de la Iglesia Católica: “Para nosotros los argentinos es una especie de examen de conciencia. Tenemos el lujo de que uno de nuestras filas es ahora el Vicario de Cristo en la tierra”.

Antes de los bautismos, los padrinos participan de una charla instructiva en la parroquia.

Antes de los bautismos, los padrinos participan de una charla instructiva en la parroquia.

Luis Paredes, cura párroco de Villa de la Quebrada.

Luis Paredes, cura párroco de Villa de la Quebrada.