El Juego de Arcibel fue la primera película filmada dentro del marco de la Ley de Cine. Fue realizada en el año 2003 cuando recién se empezaban a transitar los primeros pasos de esta ley que le permitió a actores o personas relacionadas al cine de San Luis, acercarse a este medio.

Cine

Fernando Ofría, jefe del Programa San Luis Cine, mantuvo un diálogo con la Agencia de Noticias donde explicó de qué se trata este proyecto.

“La oficina es una productora de cine. San Luis Cine hoy, es productor de cine reconocido por el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales)”, comentó Ofría en diálogo con la Agencia de Noticias.

Existe un esquema de producción de cine, regido por la Ley provincial sancionada en el 2001, donde se trabaja en conjunto con otras productoras. “El esquema de producción de la ley, permite que producciones de afuera inviertan en San Luis a través de la realización de películas, y exige que el 50% del rodaje se realice en la provincia, y que se tome determinada  cantidad de gente que sea mano de obra local”, aportó Fernando Ofría.

La industria del cine es una forma equitativa de redistribución del ingreso. El Programa San Luis Cine trabaja diariamente para que distintos inversores consideren venir a la provincia a producir sus películas, generando un círculo virtuoso donde los beneficiarios son los propios sanluiseños. A través de este proyecto se genera trabajo para mano de obra directa (técnicos y actores) y para mano de obra indirecta (gastronomía, hotelería, movilidad, insumos de carpintería, locaciones, etcétera).

Fernando Ofría, jefe del Programa San Luis Cine

Fernando Ofría, jefe del Programa San Luis Cine

“Este proyecto genera dinero, no pérdidas, es un motor de la economía y mueve a distintos sectores de la misma. Funciona como un disparador del turismo”, argumentó quien está a cargo de San Luis Cine.

A su vez, el funcionario comentó que el Programa tiene como objetivo principal lograr que distintas producciones inviertan en el ámbito local por lo menos el doble del monto que aporta San Luis como coproductora. De esta manera, según Ofria, se genera un beneficio económico para la provincia, independientemente del resultado que la película tenga en el circuito comercial.

A su vez, estas producciones generan para los sanluiseños más de 350 puestos de trabajo eventuales de manera directa e indirecta. Fernando Ofría en relación a este tema manifestó: “Esta es la cuestión primordial y el objetivo al que apuntamos, buscamos hacer crecer económica y culturalmente a nuestra gente”.

En relación con la nación, según el funcionario,“este proyecto no tiene comparación”. “Es un caso único, ninguna otra provincia ni siquiera la nación producen cine. Existe la ley de cine del INCAA donde técnicamente se entregan subsidios para distintas producciones, pero no funciona como productora”, señaló finalmente Ofría.

 

Trailer “Soledad y Larguirucho”