Representantes del Ministerio de Salud se reunieron con el presidente del Centro de Panaderos, Confiteros y Afines, Juan Calderón. Durante el encuentro se propuso lograr la reducción de sodio en la comercialización del pan. El motivo se dispone en el marco de la Semana Mundial sobre la Concientización de la Sal.

Durante la reunión se buscó establecer posibles opciones de alimentos saludables para que las panaderías puedan producir, y a su vez comercializar no sólo en sus mostradores, sino también en los kioscos saludables de la Provincia.  Asimismo, se presentaron propuestas para lograr la reducción de sodio en la preparación del pan.

Las responsables de Kioscos Saludables, Silvana Lucero Alfonso y Virginia Bessega, dependientes del Ministerio de Salud, fueron las encargadas de exhibir las propuestas al representante del sector de panaderos.

El consumo excesivo de sal es el principal factor que afecta a la hipertensión, factor de riesgo más importante del accidente cerebrovascular. Esta semana, se centran acciones en la sensibilización sobre la relación entre el consumo de sal, la presión arterial alta y los accidentes cerebrovasculares.

Actualmente, en Argentina, se estima que el consumo diario de sal por persona asciende a 12 gramos por día, cuando lo recomendado es de 6 gramos diarios, constituyendo este exceso un riesgo significativo para la salud de la población. El pan es el alimento que ocupa el primer lugar en relación a su aporte de sal (3,4gramos), por lo que se deduce la necesidad de realizar intervenciones que ayuden a reducir el porcentaje de sal utilizada en la elaboración de este alimento.

Las responsables de Kioscos Saludables, Silvana Lucero Alfonso y Virginia Bessega, se reunieron con el presidente de la Asociación de Panaderos, Confiteros y Afines, Juan Calderón.