Funcionarios del Programa de Inclusión Social, dependiente del Ministerio de Inclusión Social y Política Habitacional, detectaron la circulación de seis cheques apócrifos, los cuales inmediatamente pudieron ser ubicados y puestos a disposición de la Policía de la Provincia, a los efectos de que sean sometidos al análisis pertinente y tratar de establecer su origen.

Se trata de seis copias similares a los cheques que mensualmente perciben los beneficiarios del plan, cuya existencia fue detectada y su circulación interrumpida, lo que puso de manifiesto la eficiencia y celeridad de los controles con que cuenta la operatoria.

Las falsificaciones incluían nombres de presuntos beneficiarios, cuyas identidades resultaron ser ficticias.

Formulada la correspondiente denuncia, el ministro de Inclusión Social y Política Habitacional, Eduardo D’Onofrio, solicitó que se arbitren todos los medios necesarios para colaborar con la Policía Científica, que de inmediato inició las pericias de rigor con el fin de establecer el origen de los cheques y la identidad de los falsificadores.

Mientras tanto, y en lo que respecta al Programa de Inclusión Social, a cargo de las diligencias se encuentran el titular de dicha repartición, Federico Tula Barale, y del responsable del Subprograma Sistematización y Control Informático, Andrés Russo.