miércoles, 22 mayo de 2013 | 12:29

José María Gatica: Retrato de una leyenda

Mito y leyenda, el campeón del pueblo vuelve a la tierra que lo vio nacer. En pocas horas más, comenzarán en Buenos Aires los actos que finalizarán con la restitución de Los restos de uno de los protagonista del saludo de las “dos potencias”. José María Gatica vuelva a Villa Mercedes.

 infografia-gatica-bio-v3

Los dos goles de Mario Rodríguez frente a River aún retumbaban en el estadio de la doble visera. Avellaneda era una fiesta roja que anticipaba lo que posteriormente sería un nuevo título de Independiente.

Afuera de la cancha, un hombre agonizante rogaba desde el suelo “levantáme, no quiero estar tirado”. El colectivo de la línea 295 acababa de pasarle por encima, pero aun así, quería levantarse y seguir dando pelea. Era el “Mono” Gatica, quien dos días después moriría a causa del accidente, naciendo así, su leyenda.

Orígenes

José María Gatica nació en Villa Mercedes un 25 de Mayo de 1925, su hogar estaba ubicado en la esquina de Comandante Videla y Almafuerte en el Barrio Villa Rafaela, donde su familia se ganaba la vida, con una pequeña despensa.

A sus 7 años de edad, el pequeño José emigra, junto a su Madre y hermanos, a la Ciudad de Buenos Aires, en busca de un futuro mejor. La gran ciudad y ese espíritu de supervivencia que, fundamentalmente se respiraba en los alrededores de Plaza Constitución, lo curtió aún más.

Se ganaba la vida lustrando botas de tipos de traje gris, esos que más adelante se sentarían en el ring-side y acuñarían el célebre apodo del cual él siempre renegó. Pero no era un trabajo tranquilo el de la calle, la lucha territorial era feroz, y había que saber defenderse.

Lázaro Koczi, fue el eslabón que el destino de José necesitaba. Este peluquero, que tenía estrechos vínculos con el mundo del boxeo, al ver su modo de pelear en las calles, lo llevó a competir en peleas clandestinas, en primer lugar y luego, al emblemático templo del boxeo de la Avenida Madero.

Su carrera

Fue en el mítico Luna Park, el 7 de diciembre de 1945, que Gatica debutó como profesional ante Leopoldo Mayorano, quien cayó noqueado en primer round. Desde ese día, este inquieto boxeador de peso ligero, dejó su sello de luchador aguerrido, que no se guardaba nada, ídolo de la popular que lo llamaba “Tigre”, mirado de reojo por el Ring-Side, donde tenía su lugar el público de clases sociales más altas.

En su carrera profesional, Gatica combatió 94 veces, ganando 85, 72 de ellas por nocaut, en 2 oportunidades empató y perdió 7 veces. En términos boxísticos, su archirrival por excelencia fue el rosarino Alfredo Esteban Prada. El duelo era bien marcado, Prada, un púgil de destacada técnica, era mimado por quienes miraban con poca simpatía al “Mono”. Ambos boxeadores se enfrentaron 6 veces (2 en el amateurismo) dando como resultado una clara paridad, con 3 victorias para cada uno. Pero lo verdaderamente detsacado de sus contiendas, era la gran convocatoria que generaban, agotando siempre las entradas, y dejando gente agolpada en las afueras del estadio. Incluso se dice que, con esas peleas, se solventó la construcción del techo del Luna Park.

Gatica noqueando en Chile a Mario Salinas

Gatica noqueando en Chile a Mario Salinas

Quizás, la oportunidad deportiva más grande que tuvo Gatica de consagrarse fue, sin dudas, la gira que realizó en Estados Unidos, en el año 1951. Allí, el mercedino no se apichonó ante el Mítico Madison Square Garden de Nueva York, y noqueó en el cuarto round a Terence Young, mostrando un gran nivel boxístico, hecho que sedujo al campéon mundial de los livianos, Ike Williams, quien le propuso combatir en ese mismo escenario, unos días después. Allí, Gatica fue demasiado confiado y cayó noqueado en el primer asalto, lo que generó una gran decepción.

Gatica cae noqueado en el 1er Round ante Ike Williams en Nueva York

Gatica cae noqueado en el 1er Round ante Ike Williams en Nueva York

Luego de una derrota con Prada por nocaut técnico, en 1953, donde el “Mono” heroicamente combate cuatro rounds con el maxilar inferior fracturado, Gatica pelea por última vez, en 1956, ante el bahiense Jesús Andreoli, a quien vence por nocaut en cuatro rounds. Anteriormente a esa pelea, se le había suspendido la licencia por su condición de ferviente peronista y ser por ende, opositor a la Dictadura Militar de aquellos años.

Los duelos con el rosarino Alfredo Prada, una de las más grandes rivalidades del Boxeo Argentino

Los duelos con el rosarino Alfredo Prada, una de las más grandes rivalidades del Boxeo Argentino

Vida Personal

Su popularidad fue meteórica, despertando amores y odios, estuvo casado en tres oportunidades y producto de dos de esas relaciones, fue padre de tres hijas. El reconocido amor por el peronismo que siempre profesaba, lo había llevado a un lugar de privilegio cercano al General (quien junto a Evita, apadrinaron a su primer hija: María Eva), también le generó consecuencias negativas por la coyuntura política de la época. Su caída también fue acelerada. A pocos años del retiro, José se encontraba nuevamente sumido en la pobreza. Su nombre había caído en el más ingrato de los olvidos, sólo fue noticia cuando una inundación arrastró sus escasas pertenencias entre el chaperío.

Momento de la famosa frase "Dos potencias se saludan" dicha por Gatica a Perón

Momento de la famosa frase “Dos potencias se saludan” dicha por Gatica a Perón

Palabras más, palabras menos, esa es la historia de un hombre que saltó -de un golpe- desde el barro hasta el oro, dando muestras del poder que tiene el deporte como puente salvador, pero marcando que también la vida exige equilibrio para sostenerse en pié en ese camino. Se dice que los domingos al atardecer son días un poco melancólicos, y esa melancolía se agiganta, cuando se recuerda la vida de un tipo, que habiendo ganado y perdido todo, salía humildemente de un partido de fútbol, en el cual vendía muñequitos para juntar un par de monedas. Ese Domingo, cuando el sol bajaba en el horizonte, el cayó, para quedar por siempre de pié entre los ídolos más populares del deporte argentino.

Poster a color publicado por la revista "KO Mundial"

Poster a color publicado por la revista “KO Mundial”

Últimas Noticias