GIRA INSTITUCIONAL

GIRA INSTITUCIONAL

CULTURA
lunes, 20 mayo de 2024 | 14:37

Con la obra ‘Cuestión de principios’, el teatro llegó al Muhsal

El viernes 17 y sábado 18 por la noche una gran cantidad de espectadores se dio cita en la Sala ‘Urbano Núñez’ del Museo Histórico de San Luis para disfrutar la producción del grupo Gente de Teatro.

El viernes 17 y el sábado 18, el Museo Histórico de San Luis (Muhsal) presentó una nueva faceta al público que habitualmente lo visita: le abrió las puertas a una producción teatral sanluiseña. Lograron una muy buena convocatoria, lo que estimula a continuar con propuestas similares.

Con las destacadas actuaciones protagónicas de Graciela Carrizo y Raúl Martínez, la minuciosa dirección de Marcelo Di Gennaro y la asistencia de Emmanuel Rodríguez y Graciela Beovide, la obra ‘Cuestión de principios’ mostró una puesta en escena compacta y cautivante.

El texto es de Roberto ‘Tito’ Cossa, uno de los precursores del teatro independiente nacional. La trama muestra los conflictos familiares que atraviesan un hombre y su hija por diferencias de convicciones, ideales y formas de mirar el mundo.

Luego de una de las funciones, el reconocido actor Raúl Martínez expresó su contento por la posibilidad de actuar en el Muhsal ante tantos espectadores: “Ha sido un placer enorme presentarnos en esta sala. Es importantísimo poder aprovechar estos espacios culturales tan relevantes. Hemos encontrado muy buena voluntad y colaboración en los funcionarios del ministerio de Turismo y Cultura, con quien hemos coordinado. Les agradecemos especialmente. Deseamos que aquí se puedan realizar muchas obras más”.

El protagonista de la producción consideró que es muy importante hacer teatro nacional “porque nos representa perfectamente, es contar la historia de nuestro país. Aquí –continuó– el autor Cossa describe en 50 minutos o una hora dos visiones diferentes del mundo y lo hace con una maestría asombrosa. Estoy muy orgulloso de poder transmitir este texto”.

Con diálogos e interpretaciones muy bien logradas, la obra transita diferentes momentos invitando a los asistentes a reflexionar sobre los siguientes interrogantes: ¿Qué es más importante en la vida de un hombre, una convicción personal o el vínculo familiar con su única hija?; ¿Cómo una persona puede pretender cambiar el mundo si al mismo tiempo no muestra interés por modificar su propia realidad?; ¿Reconocer los errores propios es una acción que representa debilidad o más bien es un acto de honestidad?

En ese sentido, Martínez analizó el interés que despierta en el público la historia que recrean: “Este tipo de autores tienen ojos y oídos en la sociedad, son faros que iluminan. Todo lo que es familia y afectos, la esencia del ser humano, siempre está presente. Sociológicamente en esta obra, además de la ideología y de los vínculos, también se habla del fracaso de una generación. Por eso tiene tanto atractivo, se genera algo en común con todos los espectadores. Es fundamental saber elegir bien las producciones”.

Para finalizar, el actor adelantó que con su grupo teatral tienen ganas de llevar esta propuesta al interior de la provincia: “El año pasado estrenamos en San Francisco. El Centro Cultural de allí tiene una sala muy linda. Probablemente volvamos dentro de poco. También nos gustaría ir a Concarán y a Merlo”, comentó.