CIUDAD DE SAN LUIS
martes, 02 abril de 2024 | 00:34

Poggi participó de la Vigilia por el 42° aniversario de la Gesta de Malvinas

Este lunes comenzaron las actividades en homenaje a los veteranos y caídos en la Guerra de Malvinas. Prevaleció la emoción en la vigilia realizada en el Centro Cultural José La Vía, donde hubo sentidas palabras y expresiones artísticas. Por la mañana del martes se realizará el acto central y desfile cívico militar que recorrerá la avenida Lafinur.

La agenda de actividades fue articulada de manera conjunta entre el Gobierno provincial, la Municipalidad de San Luis, el Centro de exCombatientes ‘2 de Abril’ y el Ejército.

El gobernador Claudio Poggi estuvo acompañado por el intendente de San Luis, Gastón Hissa; el secretario de Comunicación, Diego Masci; el ministro de Educación, Guillermo Araujo; su par de Turismo y Cultura, Juan Manuel Rigau; de Gobierno, Facundo Endeiza e integrantes de asociaciones de excombatientes.

Este lunes, a las 18:45, tuvo lugar una bendición en la Iglesia Catedral en memoria de los que ofrecieron la vida por la Patria y luego se emprendió una caminata hasta el Centro Cultural José La Vía. La recepción de veteranos estuvo a cargo de las Bastoneras de Santa Cecilia.

Alrededor de las 21:00 dieron comienzo los números artísticos. Se presentaron la banda Visionarios, Vaivén Folk, Dueto Maxi y Julián, la Escuela Municipal de Música y el Ballet Folclórico Despertares.

Carlos Sager leyó una carta que le envió un soldado a su madre (ver abajo) y después Poggi hizo entrega de una bandera de ceremonia al Centro ‘2 de Abril’. Finalmente el veterano Ofaldo Lucero, presidente de la entidad, expresó: “Muchas gracias por acompañarnos en este momento, digamos que es triste para todos los veteranos recordar la memoria de los que quedaron custodiando”.

Lucero también quiso “especialmente agradecerle a nuestro Gobernador, que nunca cambió, siempre caminó con los veteranos en todas las vigilias que hemos tenido desde que comenzamos. Llevamos seis, siempre nos acompañó y también el 2 de abril. Por eso siempre digo que la sencillez hace grande a las personas. Señor Gobernador, usted es un grande que siempre está acompañando a la causa Malvinas en memoria de los que quedaron y los que volvimos, y también a todos los familiares de nuestros hermanos”.

En un momento de la noche se pasó en pantalla gigante una serie de entrevistas realizadas por la Agencia de Noticias (ANSL) bajo el título de ‘Malvinas, el legado’, de ex combatientes y familiares de caídos que retrataron impresiones, vivencias y el significado de malvinizar en las escuelas y la sociedad toda.

Minutos antes de la medianoche sonó ‘Aurora’ con la Banda del Ejército Coronel ‘Juan Pascual Pringles’ y se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, se compartió un minuto de silencio por los caídos y la vigilia cerró con la Marcha de Malvinas y el grito que nunca morirá por los héroes que dieron su vida en la guerra del Atlántico Sur.




Carta de un soldado a su mamá

Vieja, ¿te acordás que te enojabas y me corrías por el patio cuando te llamaba así? Pero como ahora estoy muy lejos de ustedes, eso ya es una anécdota. Te cuento que aquí los días son grises y la llovizna no nos moja, nos lastima. El frío lo sentimos en la piel y también en el alma. No tenemos mucho tiempo, esta es la última carta que nos permiten escribir.

Sabés, estamos ultimando detalles para la defensa, porque en dos días, según nos avisaron, llegan los ingleses. Y bueno, como decimos allá en El Pago, en el pueblo, ‘nos vamos a conocer mierda, carajo’. Por las noches viene a mi mente el primer juguete que me regaló papá. ¿Te acordás? Vos lo retabas. Era un fusil de juguete. Y pensar que ahora mi compañero fiel es un fusil, pero este de verdad.

Si supieras cuánto los extraño, también extraño esos días de sol y los amigos. Yo creo que acá crecimos de golpe. De chicos aventureros pasamos a ser hombres. ¿Cuántas cosas aprendí en tan poco tiempo, vieja? No sé qué pasará en el momento de la lucha, pero nos sobra coraje. Eso es cierto, porque estamos convencidos que estas islas son nuestras. Las trincheras están preparadas, porque según nos dijo el teniente, van a pasar los aviones arrojando bombas.

Ah, decile a papá que no se preocupe porque no tengo miedo. Estoy preparado. No creas que me olvido de las cosas. Sé que dentro de horas va a estallar la guerra, y en la guerra, vieja, para sobrevivir hay que matar. Y estas islas se van a convertir en un infierno. Todos los días invoco al Señor en una plegaria. Espero que ustedes también lo hagan. Aquí, el que no sabe rezar, te aseguro que inventa una oración. No se preocupen, lo único que pienso es volver a casa para abrazarlos fuerte.

Tengo muchas cosas de aquí para contarles. Si no vuelvo, por voluntad de Dios, Él quiere que vaya a buscar la paz que existe en sus campos. No lloren, los valientes no sabemos de llanto. Recuérdenme cómo fui, como soy. Un pibe dicharachero, travieso, que entregó su vida por un ideal y un sentimiento. Vieja, si eso ocurre, y con el paso del tiempo mi hermana me regala una sobrina, pónganle por nombre Patria. Contadle del tío, pero no le digan que murió. Díganle que vive en otros lugares, con otros chicos, que se vistieron de soldado y se fueron a un lugar llamado Gloria.

Temas Relacionados