La moratoria impositiva provincial ofrece descuentos del 50% con pago al contado

La moratoria impositiva provincial ofrece descuentos del 50% con pago al contado

NACIONALES
miércoles, 23 noviembre de 2016 | 12:18

A 39 años del trágico terremoto que desde Caucete sacudió la tranquilidad puntana

Se cumple un nuevo aniversario del sismo que con una intensidad de 7,5 en la escala de Richter causó 65 víctimas fatales y se sintió fuerte en San Luis.

Rutas agrietadas, casas destruidas, familias devastadas y 65 muertos fue el saldo que dejó el terremoto.

Rutas agrietadas, casas destruidas, familias devastadas y 65 muertos fue el saldo que dejó el terremoto.

Hace exactamente 39 años, el 23 de noviembre de 1977 a las 6:23, los sanjuaninos vivieron un episodio que quedará grabado en sus habitantes. Se sintió con una intensidad de grado IX en la escala de Mercalli, registró una magnitud de 7,5 en la escala de Richter y una profundidad de 17 kilómetros. San Luis, por su cercanía, sintió los efectos del movimiento tectónico.

Una de las personas que lo vivió fue el historiador Guillermo Genini de 48 años, oriundo de San Juan y que en aquel momento solo tenía 7 años, pero aún recuerda con exactitud el terremoto.

“Vivía en una casa de adobe que afortunadamente no le sucedió nada porque estaba alejada del epicentro. Todos los barrios como 9 de Julio, Carpintería y la zona de Caucete vivenciaron de forma traumática ese día. Muchos perdieron familiares, tengo amigos que en la actualidad cuentan con lágrimas en los ojos cuando lo perdieron todo, la casa, los muebles, la ropa, la comida, perdieron el techo durante mucho tiempo”, relató Genini

Narró que ese día gran parte de la población se estaba levantando para irse a trabajar y algunos todavía dormían: “Se oía el sonido de las sirenas de las ambulancias, de los autos, porque la gente se movilizó por toda la ciudad para ir a buscar noticias de la familia, de los conocidos, el movimiento fue enorme, no había teléfonos ni la comunicación que hay hoy en día”.

A partir de allí y de los sucesos acontecidos en la ciudad, el historiador aseguró que San Juan tiene una conciencia sísmica que sin dudas es un rasgo de identidad: “Se tratan de mantener siempre las normas de construcción que permiten que los edificios sean antisísmicos y relativamente seguros”.

 

Otra de las personas que fue parte de esa experiencia en 1977 fue el sanjuanino Jorge de Miguel, de 59 años: “Fue una sensación horrible despertarse con el ruido de vidrios rotos, gritos, corridas en la oscuridad, el terremoto fue a las 6:23 y uno se sentía totalmente mareado moviéndose de un lado para otro sin entender que pasaba. Luego pudimos ver los terribles efectos en las viviendas, en las calles con grietas donde brotaba el agua, autos destruidos y los animales muy asustados. A pesar de que los sanjuaninos tenemos cultura sísmica, este episodio golpeó mucho y no será fácil de olvidar”.

Rutas agrietadas, casas destruidas, familias devastadas y 65 muertos fue el saldo que dejó un terremoto que sin dudas quedará en la memoria colectiva del pueblo para siempre.

Nota: Cinthia Agüero Patafio.

Fotos: Web.

Corrección: Berenice Tello.

 

Temas Relacionados