La moratoria impositiva provincial ofrece descuentos del 50% con pago al contado

La moratoria impositiva provincial ofrece descuentos del 50% con pago al contado

MINISTERIO DE INCLUSIÓN SOCIAL
miércoles, 17 junio de 2015 | 19:10

Los chicos de la “Mixta” conocieron las características de una pareja sana

Fue como parte del ciclo de charlas sobre violencia en el noviazgo, que organiza el Subprograma Mujer y Comunidad. El ministro Gastón Hissa encabezó el encuentro.

Los chicos de la “Mixta” conocieron las características para evitar un noviazgo violento.


Los chicos de la “Mixta” conocieron las características para evitar un noviazgo violento.

El Aula Magna de la Escuela Normal Mixta “Juan Pascual Pringles” fue el escenario elegido para que los chicos de cuarto año se interiorizaran sobre cómo se construye una relación sana. El encuentro, que tuvo lugar este miércoles por la mañana, se enmarcó en el ciclo de charlas que el Ministerio de Inclusión Social despliega en las escuelas capitalinas para abordar los síntomas de un noviazgo violento.

La disertación fue encabezada por el ministro Gastón Hissa, quien abrió la actividad y les habló a los alumnos sobre la importancia de reflexionar sobre el tema a temprana edad. “Ustedes están en una etapa en la que empiezan a conocer las relaciones de pareja. En este ciclo dialogamos de violencia en el noviazgo para explicarles qué deben tener en cuenta, a qué prestar atención para detectar rasgos de una relación que no es sana. Esto les va a servir para que no tengan malas experiencias, eso es lo que buscamos”, manifestó.

La jefa del Subprograma Mujer y Comunidad, Cristina Bustos Fara, explicó que generalmente en la adolescencia, las parejas pasan por “’una etapa simbiótica’, es decir, que el vínculo es muy estrecho y disminuye el contacto con los amigos y otros vínculos cercanos. La condición para estar de novios no puede ser el aislamiento. Se debe tener proyectos en común, pero también algunos propios. Si antes de estar de novios hacían deportes, danzas o tocaban un instrumento, deben continuar haciéndolo”, ejemplificó. Y subrayó: “Hay que seguir con las cosas que nos gustan, ser uno mismo. Eso es primordial en una relación sana”.


El respeto es clave:

Otro factor crucial, según indicaron, es el “respeto por el otro”, que está ligado a valorarlo y jamás llegar a la descalificación. “Hay que estar atentos, porque de un chiste se pasa a un acto violento cuando la intención es dañar al otro”, remarcó Bustos Fara.

También, en la charla advirtieron que “de los celos se puede pasar a un control absoluto del otro”. Al respecto, manifestaron que en esos casos “prima el individualismo, que implica la búsqueda constante de la propia gratificación, y el otro es cosificado, no se tiene en cuenta ni sus deseos ni sus gustos”. Y agregaron que en ese proceso se intenta cambiar a la otra persona y se manifiesta una conducta posesiva.

“Controlar la forma de vestir, el teléfono, los perfiles en las redes sociales son formas de violencia, que luego pueden ir en escalada. Todos podemos ser víctimas o victimarios. Es un círculo vicioso, en él hay una idea de pertenencia, y al controlar se invalida al otro”, precisaron. Como contraste, remarcaron que en un vínculo sano “lo ideal es que la relación se base en el diálogo y la confianza”.
Bustos Fara comentó que “la raíz del problema es cultural”, y que hay modelos que asignan “ciertas conductas esperables a hombres y mujeres”. Remarcó que eso, incluso, inhibe a hombres que sufren violencia revelar lo que les pasa, porque “el machismo indica que deben aguantar”.
Para consultar:

Para cerrar, se recomendó hablar del tema y si se está frente a una relación violenta y buscar ayuda. Para ello, se indicó que el Subprograma Mujer y Comunidad brinda contención, asistencia y asesoramiento en el tercer piso de la ex Casa de Gobierno, por calle Ayacucho. Precisaron que también se puede consultar por teléfono a los números 0266 / 4451109 o 4451128.

 

Nota y foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Inclusión Social.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Emilce Martínez.