El viceministro de Desarrollo Social dijo que su cartera “debe acompañar con el alma y el espíritu” a la construcción del barrio República.

Alan Sosa Tello tenía motivos para emocionarse: recordaba cuando en tiempos de pandemia se llevaba adelante el relevamiento barrial, las mesas de diálogo con los vecinos, cuando el ruido de los motores diesel de las máquinas y camiones que empezaban a trabajar lo trajeron de nuevo a la realidad de lo que estaba sucediendo a su alrededor, en la tarde del viernes en el barrio República.

“Es una alegría compartida, no entro en el cuerpo y gracias a la voluntad del gobernador, a la decisión también de la intendencia en conjunto con el Ministerio, se puede hacer esto realidad, de que los y las vecinas estén palpitando un gran sueño de años de pedidos y de lucha que empieza a hacerse realidad: la dignificación para cada uno de ellos”, señaló el viceministro de Desarrollo Social.

Si bien es cierto que el trabajo coordinado entre Nación, Provincia y Municipio fue clave, también lo fue el papel que los vecinos asumieron y el aporte de los mismos en este proyecto de urbanización: “Lo que destaco en todos lados es la unidad, la cooperatividad que hay acá en el barrio porque a pesar de que hay distintas ideas y colores políticos, todos nos hemos unido para el bienestar de todos los vecinos y es esa alegría, la emoción de saber que ya no van a estar postergados y van a ser parte de una urbanización, de una integración con toda la ciudad de San Luis”, manifestó Sosa Tello.

En cuanto a la tarea que le espera a su cartera de ahora en más, el viceministro expresó que “sigue siendo el garante del cumplimiento de las obras, del bienestar de los y las vecinas y la compañía de todo este tiempo de construir todo el colectivo barrial, ayudar a esa construcción que es el alma del barrio. Hoy Obras Públicas va a empezar con el cemento, Desarrollo Social debe acompañar con el alma y el espíritu de este barrio”, concluyó.

 

Nota, foto y video: ANSL.