En el marco del Acuerdo de Fortalecimiento Ambiental firmado entre los gobiernos de San Luis y Chaco, arribaron, durante la mañana del viernes, 9.855 plantines de la especie casuarina. En esta oportunidad, el séptimo lote se descargó en el Vivero Forestal ubicado en la localidad de Quines.

El acuerdo de hermandad forestal reafirma el compromiso de cooperación mutua entre San Luis y Chaco que contempla la adquisición de árboles para la forestación de toda la geografía puntana, capacitación y asesoramiento técnico sobre distintas especies arbóreas. La iniciativa tiene como meta preservar el patrimonio natural y enriquecer la calidad de vida de los sanluiseños.

El Gobierno de San Luis plantea una política forestal superadora, que involucra la participación de diferentes organismos para concretar un gran desafío: la plantación de 1.000.000 de árboles en todo el mapa puntano. En este sentido, hasta el momento, han arribado desde Chaco un total de 90.805 árboles de distintas especies que serán destinados a la forestación de distintos espacios del territorio puntano.

En esta oportunidad, arribaron un total de 9.855 plantines, la entrega corresponde al séptimo lote de la especie casuarina que por sus características traerá grandes beneficios a la comunidad. Este tipo de árboles se usa para controlar la erosión de suelos, como rompevientos para frenar dunas y para fijar el nitrógeno en los suelos, por medio de las raíces. Las casuarinas pueden crecer incluso en los suelos salinos y en los lugares donde las precipitaciones son escasas.

El Vivero provincial Cruz de Piedra recibió la visita del INTA

De cara a la proyección de la creación de un laboratorio en el predio del Vivero Cruz de Piedra, el ingeniero agrónomo Alejandro Perticari, investigador AER integrante del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Concarán, recorrió las instalaciones e intercambió conocimientos que aportarán a las iniciativas forestales que lleva adelante el Gobierno de San Luis.

Durante la visita, el especialista en microbiología agrícola y en gestión de recursos genéticos microbianos, brindó conocimientos acerca de la investigación que desarrolla actualmente relacionado a los microorganismos, principalmente, hongos y bacterias, quienes realizan simbiosis con la planta obteniendo grandes beneficios para el plantín forestal, entre ellos, promueven el volumen de sistema radicular generando con esto mayor exploración del suelo lo que genera más absorción de agua y nutrientes del suelo.

Asimismo, se planea realizar una investigación en conjunto, entre el INTA y la Secretaría de Ambiente, sobre el aislamiento de cepas de especies nativas como el algarrobo y el caldén, los resultados de estos estudios serán de gran importancia, ya que podrán aportar biofertilizantes en próximas iniciativas forestales, contribuyendo al ambiente y obteniendo plantines forestales de mejor calidad.

Nota y foto: Prensa Secretaría de Ambiente.