Unos 6.200 habitantes se verán beneficiados con agua potable, tendido eléctrico, cloacas, red peatonal, cordón cuneta, espacios recreativos y plazas. El viceministro de Desarrollo Social, Alan Sosa Tello, se refirió a esta nueva etapa que iniciará para la barriada puntana y destacó la activa participación de los vecinos durante todo el proceso. 

Alan Sosa Tello, viceministro de Desarrollo Social, comentó precisiones sobre el proyecto de urbanización que está coordinando y que implica el trabajo conjunto entre Nación, el Gobierno provincial y la Municipalidad de San Luis: “El proceso de urbanización empezó tiempo atrás cuando empezamos a trabajar en medio de la pandemia con lo que era un relevamiento exterior o superficial como para tener una certeza de en qué polígono, en qué superficie se iba a realizar esta obra técnica, de ingeniería. Después empezamos a trabajar con la SISU, que es una línea de Nación que se abre a través de una ley nacional de Barrios Populares, dónde indica que este barrio está inscripto y puede ser urbanizado. Se empezó con todo este trabajo y con la Municipalidad también que hicieron todas las gestiones de expropiación de estos terrenos. Este proyecto lo iniciamos con el ministro anterior Federico Berardo, y ahora lo continuamos con el actual Nicolás Anzulovich” detalló.

El convenio para ejecutar este Proyecto de Urbanismo Colaborativo fue firmado en marzo pasado por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Juan Zabaleta.

Los vecinos han asumido un papel clave porque forman parte de mesas de diálogo y construcción vecinal desde donde brindan aportes, ideas y sugerencias para este proyecto de urbanización. El funcionario resaltó que: “A diferencia de otras obras públicas, acá se construye con el vecino. El vecino y la vecina son quienes van indicando cómo quieren que sea la urbanización, los lugares y los espacios verdes, etc. Entonces también se consolidó una mesa de integración vecinal donde hay representantes afectivos de toda la zona del barrio. Y ahí fuimos diagramando esto hasta llegar a lo que fue la firma del convenio que previamente toda la gente de Obras Públicas presentó los proyectos, las mediciones de ingeniería, para la intervención de este barrio. El barrio va a tener agua, luz, cloacas, cordón cuneta, asfalto, un centro integral donde va a haber un SUM, canchas, espacios verdes, plazas. Todo esto va a ser el República y esto parte desde los vecinos y las vecinas”.

El viceministro de Desarrollo Social dijo que “se busca la construcción colectiva desde una identidad específica. De hecho, el barrio se llama República porque hay personas de distintas provincias y distintos países. Entonces es una pequeña república acá en San Luis en donde se caracterizan por el trabajo colectivo, mancomunado y tienen mucha garra”.

Consultado acerca de cómo continúa el esquema de trabajo, Sosa Tello indicó: “Después que se firma el convenio se tenía un tiempo para llamar a licitación. Este paso ya está hecho y en pocos días ya se tiene que estar empezando con las máquinas acá en el República”.

Esta semana desde la Secretaría de Integración Socio Urbana (SISU) de Nación se estuvo realizando un relevamiento a los habitantes de ese sector de la ciudad para conocer en profundidad como viven y para que puedan acceder a un certificado habitacional, documento que les permitirá poder realizar a futuro la contratación de servicios y abonar impuestos. Los vecinos participan con mucha predisposición y entusiasmo, porque tienen claro que este es el comienzo del importante progreso que el barrio logrará próximamente.

“En poco tiempo iniciaremos la urbanización del barrio para mejorar la calidad de vida de las familias que viven en el lugar. Se invertirán más de $3.000 millones para generar la infraestructura básica, esto es entre otras obras, la provisión de la red de agua potable y red cloacal; el pavimento asfáltico de calzada de hormigón en veredas, cordón cuneta, el nexo a la red eléctrica de media tensión, la red interna y alumbrado público. También se forestarán los espacios verdes y el frente de las viviendas”, dijo Lucas Caymes, jefe del Programa Obras de Arquitectura.

Un proyecto con una visión inclusiva

El Barrio República será el primer barrio de Argentina pensado con perspectiva de género. Sobre este punto, el viceministro explicó: “Se trata de perspectiva de género no sólo enfocada en la mujer, sino también en las diversidades, en las ancianidades. Acá especialmente vimos que la mayoría de las vecinas son jefas de hogar y son las que comandan todas las mejoras del barrio”.

Por su parte, la arquitecta Fernanda Bomfim, jefa del área Proyectos Federales del Ministerio de Desarrollo Social, informó detalles técnicos acerca de los trabajos de urbanización que se realizarán: “El proyecto en el Barrio República, en esta primera etapa, implica todo lo que es la infraestructura para el barrio para más de 1.200 familias. Incluye la provisión de agua potable hasta el lote, cloacas, electricidad. Además está incluido todo lo que es el acceso al barrio, el asfalto para las calles y las veredas. También incluye una plaza equipada y un polideportivo. Más allá de que es una obra muy ambiciosa, también estamos pensando en etapas posteriores que impliquen un mejoramiento de las viviendas. Sabemos que las casas están en condiciones precarias y sin acceso a los servicios en su interior. Así que estamos pensando también en una segunda etapa en donde se pueda avanzar en ese sentido”, mencionó.

“El proyecto fue desarrollado por Obras Públicas de la provincia que viene trabajando con distintos modelos que fueron adecuados al barrio para que el proyecto sea apropiado para el lugar y para los vecinos. A lo largo de todo el desarrollo se trabajó con mesas de participación que ahora las estamos consolidando. Creemos que es indispensable la participación de los vecinos y las vecinas en estos procesos”, subrayó Bomfim.

Nota, fotos y video: ANSL.