Los Ministerios de Educación y Desarrollo Social firmaron un convenio marco de cooperación, por el cual se promoverá la terminalidad de la educación obligatoria.

Este viernes, la ministra de Educación, María Eugenia Cantaloube y el ministro de Desarrollo Social, Nicolás Anzulovich, firmaron un convenio de cooperación para llevar adelante la terminalidad de estudios primarios y secundarios para beneficiar a miles de personas que están dentro del Plan de Inclusión Social.

Para esto, el sistema educativo se pondrá a disposición, a través del Plan FinES, de establecimientos educativos que posean la Modalidad de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, y de las Escuelas Públicas Digitales de Adultos (EPDA). Vale recordar que el 18 de marzo pasado también se firmó un convenio entre la Universidad de La Punta y el Ministerio de Desarrollo Social.

“Esto se hará a través de cada uno de los programas que el Ministerio tiene a disposición, brindando espacios curriculares para que esto se logre en todas las localidades. Trabajaremos en conjunto para llevar adelante esta terminalidad de estudios”, afirmó Cantaloube.

Por su parte, Anzulovich, mencionó: “En el marco de la nueva Ley de Inclusión Social, uno de los objetivos fundamentales es la capacitación, volver a la cultura del trabajo. A través del censo, han surgido datos que estamos plasmando en este tipo de convenios, como por ejemplo los beneficiarios que no habían terminado sus estudios obligatorios. Ahora esto lo van a poder hacer relevándolos de cumplir tareas en las parcelas o capacitaciones de oficios, para que terminen la secundaria, lo cual es un requisito fundamental a la hora de la reinserción laboral”.

Ahora, a través del reempadronamiento, el Ministerio de Desarrollo Social informará la nómina de beneficiarios que necesitan terminar sus estudios.

 

Nota: Prensa Ministerio de Educación.

Fotos y video: ANSL.