Con turistas provenientes de distintos puntos del país y viajeros de localidades de la provincia para asistir a la celebración del Cristo de La Quebrada, el movimiento económico fue uno de los protagonistas en una combinación sinérgica de turismo de excursionistas y fe.

Después de dos años de pandemia, en que la Festividad se redujo al modo virtual, el retorno de los peregrinos a los caminos para acompañar al Cristo, determinó por parte del Gobierno provincial la implementación de un gran dispositivo sanitario, de seguridad y de asistencia a los promesantes y visitantes, que a su vez significó un gran e importante impacto a la economía regional.

Productores, artesanos y vendedores de distintos puntos de la provincia recibieron el beneficio de la movilización de más de 287.000 personas, entre el 28 de abril y el 3 de mayo. Los $578.000.000 incluyen comidas, bebidas, artesanías, alojamiento, servicios y otros gastos.

Nota y fotos: Prensa Secretaría de Turismo.