Lo firmaron este lunes la secretaria de Medio Ambiente, Natalia Spinuzza, y la rectora de la casa de estudios, Agustina Rodríguez Saá. Contempla la identificación y resguardo de los descubrimientos paleontológicos y arqueológicos, y la investigación científica de la biodiversidad de la provincia.

“Este es un convenio sobre el que venimos trabajando hace muchos años y hoy firmamos un acta complementaria específica que define las acciones a llevar adelante y que contempla dos líneas, una de ellas destinada a identificar y conservar los fósiles que se encuentran en la cantera de Bajo de Veliz, y la otra referida a un mapa de especies exóticas invasoras de la provincia”, explicó Natalia Spinuzza, secretaria de Medio Ambiente, tras el acuerdo suscripto con la rectora de la Universidad Nacional de los Comechingones, Agustina Rodríguez Saá.

Esa acta complementaria establece, entre otros objetivos, identificar y resguardar los descubrimientos paleontológicos y arqueológicos que pudieran encontrarse en la provincia de San Luis con adecuación a lo establecido en el artículo 68 de la Constitución Provincial, referido a la titularidad de los fósiles.

Con este acuerdo también se busca fomentar la investigación científica de la biodiversidad de la provincia de San Luis, estableciendo como temas prioritarios las especies en peligro de extinción, bosques nativos, recursos genéticos, distribución espacial de especies nativas y estado sanitario de la biodiversidad.

“Para nosotros es muy importante este convenio porque tenemos la carrera de Paleontología y poder trabajar en la zona de Bajo de Veliz y preservar el patrimonio que allí tenemos es muy relevante”, expresó la rectora Rodríguez Saá.

Recordó que este año inician en la Universidad Nacional de los Comechingones la carrera de Ingeniería Ambiental y la Ingeniería en Recursos Hídricos, con lo cual comenzarán a trabajar en el mapa de especies invasoras para lo cual también se incorporarán docentes investigadores y docentes avanzados de la carrera de Ciencias Ambientales.

“Esperamos contribuir desde la ciencia y la tecnología para una mejor preservación del ambiente”, concluyó la rectora.

 

Nota, fotos y video: ANSL.