Hoy se conmemora el nacimiento del “Señor de las Ideas”, poeta, filósofo, abogado, músico, periodista y educador.

Juan Crisóstomo Lafinur.

San Luis le rinde homenaje a Juan Crisóstomo Lafinur, al cumplirse 225 años de su nacimiento y mantiene viva su memoria y su obra.

Lafinur, que nació el 27 de enero de 1797, falleció a corta edad, pero tuvo una vida intensa y un temperamento revolucionario que aún hacen eco en la historia de San Luis.

Sus padres, don Luis, español y doña Bibiana Pinedo de Montenegro, natural de Córdoba del Tucumán, llegaron a la localidad de La Carolina, atraídos por la minería.

Sus estudios

Lafinur obtuvo diplomas de bachiller, licenciado y maestro de artes, pero fue expulsado de la Universidad en 1814 por su oposición a la política de la ‘Logia Lautaro’. Logró cursar tres grados: bachiller, licenciado, maestro de artes (filosofía) y le quedaron pendientes los cursos de teología.

Se trasladó a Tucumán y se incorporó al Ejército del Norte. Estudió para oficial artillero en la Academia de Matemáticas, fundada por el general Belgrano y dirigida por el francés Juan José Dauxion Lavaysse, ex soldado de Napoleón, que con la caída del Imperio emigró a América. Permaneció en las filas militares hasta el 14 de septiembre de 1817.

El ‘Sinforiano’ y la docencia

Fue el seudónimo que usó Crisóstomo. Se refugió en la Sociedad Secreta Valeper, desde donde siguió bregando por la transformación docente del país y por la secularización de sus estudios. Dejó Buenos Aires en 1821, llamado probablemente por otra sociedad similar a la Valeper que funcionaba en Mendoza.

En el Colegio de la Santísima Trinidad, a la que asistían alumnos de Mendoza, San Juan y San Luis- Lafinur enseñó Filosofía, Literatura, Música y Francés. Su enseñanza reposó en los principios de la filosofía moderna que había enseñado en Buenos Aires.

Falleció a temprana edad

Lafinur se fue a Chile en 1822. En la Universidad de San Felipe se graduó en Derecho Civil. También se vinculó al periodismo chileno y se casó con Eulogia Nieto. Lo sorprendió la muerte en Santiago el 13 de agosto de 1824, a los 27 años debido a las fuertes heridas tras caerse de su caballo.

Regresó a su terruño después de 183 años

Lafinur estuvo hasta el 24 de abril de 2007, sepultado en el panteón de los próceres chilenos en el Cementerio General de Santiago. Luego sus restos fueron repatriados a la Argentina y actualmente descansan en La Carolina, a pocos pasos del Museo de la Poesía Manuscrita.

Su descendencia

Lafinur fue tío abuelo de Jorge Luis Borges, quien le dedicó su ensayo “Nueva refutación del tiempo” y publicó, en “La moneda de hierro” (1976), un soneto en su honor.

 

Nota y foto: Prensa Programa Cultura.