En esta ocasión, fue una heladera y una cocina respectivamente, junto a materiales de limpieza. La jefa de la cartera educativa provincial, María Eugenia Cantaloube, fue quien estuvo a cargo de esta reunión con las directoras de dichos establecimientos.

Este lunes, la ministra de Educación, María Eugenia Cantaloube, llevó a cabo la entrega de insumos a las escuelas  N° 157 Granadero Enrique Lozano del paraje El Duraznito; y la N° 254 “Granadero Domingo Lucero” de Cabeza de Novillo. La misma se realizó a las directoras María Ángeles Argüello y Marta Ripari respectivamente, junto al jefe del Programa Recursos y Obras Escolares, Sergio Reinoso, y la jefa del Subprograma Obras Escolares, Patricia Panini.

Al respecto, la directora de la Escuela Nº 157 comentó: “Recibí una heladera para mi colegio e insumos de limpieza. Agradezco la gentileza de la ministra por recibirnos, por escucharnos, por  permitirnos  plantear las necesidades básicas de nuestras escuelas rurales. La reunión fue muy amena y nos reconforta que en las aspiraciones y en la línea de trabajo que se propone desde el ministerio está en acompañar, y buscar soluciones conjuntas para que las instituciones rurales estén en la primera línea de acción”.

Por su parte, Marta Ripari del paraje Cabeza de Novillo, contó: “Esta cocina que recibimos es una gran ayuda para nuestra institución porque siempre esperamos a los estudiantes con el desayuno caliente. Durante la reunión le contamos a la ministra cómo es la vida diaria de nuestros niños en el paraje, y ella nos escuchó atentamente y nos dijo palabras muy halagadoras en cuanto a nuestra labor docente diaria. La verdad que fue un encuentro muy lindo y provechoso”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Educación.