Se celebra cada 3 de diciembre desde 1992, con el objetivo de sensibilizar sobre la realidad que viven las personas con discapacidad y promover su bienestar en todos los ámbitos de la sociedad y los derechos que les corresponden por ley. Los múltiples colores que luce este viernes el Hospital Central, tiene como finalidad fomentar la inclusión y la diversidad.

Este año el lema del Día Internacional de las Personas con Discapacidad es “Liderazgo y participación de las personas con discapacidad en la construcción de un mundo postcovid inclusivo, accesible y sostenible”.

La inclusión de la discapacidad es condición esencial para el respeto a los derechos humanos, el desarrollo sostenible, la paz y la seguridad. También es una cuestión clave para cumplir con la promesa de “no dejar a nadie atrás” de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.