Con un alentador mensaje del gobernador Alberto Rodríguez Saá y la presencia del ministro de Producción, Juan Lavandeira, entre otros funcionarios, la planta de Fibra Centro fue reinaugurada formalmente este sábado en un emotivo acto con la reincorporación progresiva de los más de cien empleados despedidos.

Fue un acto cargado de emociones para los vecinos de Justo Daract, entre quienes aún late el amargo recuerdo del 18 de septiembre de 2018 cuando la planta de Fibra Centro cerró sus puertas asfixiada por el contexto económico nacional, dejando sin empleo a más de cien personas de la localidad.

Tras la proyección de un video con el saludo y los mejores deseos del gobernador Alberto Rodríguez Saá para la familia Corigliano, compradora de la fábrica, la planta volvió a producir hilatura de acrílico para uso industrial, doméstico y consumo propio para producción textil en sus plantas ubicadas en la localidad de San Martín, provincia de Buenos Aires.

Con 17 empleados, que se irán incrementando en los próximos meses, la fábrica tiene una capacidad para producir cien toneladas por mes y la idea es llegar a las 70 toneladas en los próximos sesenta días, según anticipó Gabriel Corigliano, el nuevo propietario de la firma

“Para el Gobierno es muy importante acompañar a esta empresa para que le vaya mucho mejor y puedan incrementar los empleos”, valoró el ministro de Producción, Juan Lavandeira, quien asistió acompañado por el jefe del Programa Industria, Agroindustria y Comercio, Paulino Gómez Miranda, y la jefa del Subprograma Promoción y Desarrollo de Pymes, Nora Ahumada.

“Hace tres años esta fábrica cerraba sus puertas y hoy estamos festejando esto, que es lo mejor para Justo Daract, además por los trabajadores que vuelven a la planta y desde el Gobierno de la provincia acompañaremos con todo lo que esté a nuestro alcance, tanto con la herramientas que tenemos de exención impositiva, como la logística que incluye el uso del tren”, destacó Gómez Miranda.

“Decidimos venir a San Luis porque vimos una oportunidad de trabajo y de negocios con una fábrica que estaba cien por cien operativa, pero abandonada desde hace tres años y como nosotros tenemos la fuerza del trabajo y de la venta era un momento que no podíamos perder”, explicó Corogliano.

La fábrica estaba en quiebra y los Corigliano le presentaron sus proyectos a la jueza de la causa, junto con la firma ante escribano de los cien empleados despedidos en 2018 que dieron su acuerdo, y obtuvieron el acuerdo para empezar a trabajar.

“Estamos trabajando desde hace quince días y hoy estamos formalmente inaugurándola porque fue el 18 de septiembre de 2018 que fue cerrada”, dijo y adelantó que su plan en lo inmediato es mantener la continuidad de trabajo, mientras nos estamos abriendo al mundo con sucursales en Paraguay, Perú y queriendo entrar a los Estados Unidos”, según reveló.

Daniel Liporace, apoderado de la empresa, agradeció el acompañamiento del municipio y del Gobierno provincial para que la planta logrará ponerse en marcha en tiempo récord.

El intendente de Justo Daract, Alfredo Domínguez, celebró el regreso del empleo a la localidad y recordó que el Gobierno provincial y su municipio “pusieron todo al instante para que reabriera la fábrica”.

Miguel Ángel Maíz es el empleado de la firma con más experiencia y fue un invitado especial en esta reinauguración, ya que trabaja desde que comenzó a construirse la planta. “La llegada de esta familia Corigliano nos volvió a dar una gran felicidad para toda la familia de Fibra Centro”, expresó.

 

Nota, fotos y videos: ANSL.