El ministro de Producción, Juan Lavandeira, y el secretario de Transporte de la provincia, Sebastián Anzulovich, destacaron que el transporte ferroviario, reanudado el viernes pasado, tras ocho años inactivo, permitirá posicionar a la provincia en un lugar más competitivo en la región y sumar distintas alternativas de carga.

El primer tren de cargas que partió el viernes desde la ZAL acerca a la producción de San Luis a los grandes centros de consumo.

La partida este viernes desde la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de un convoy de diez vagones rumbo a Buenos Aires con cargas industriales elaboradas en San Luis abrió nuevamente importantes oportunidades para la salida de la producción local con un flete notablemente más barato que el camión.

“Estamos muy contentos de reactivar el transporte de carga después de 8 años, porque nos posiciona en un lugar más competitivo como región, abarata el costo del flete y nos acerca más a los grandes centros de consumo”, evaluó Lavandeira, en declaraciones radiales.

Juan Lavandiera, ministro de Producción, y Sebastián Anzulovich, secretario de Transporte.

Anzulovich destacó que “esto es fruto de un gran trabajo que se viene realizando en conjunto con la Secretaría de San Luis Logística y la Secretaría de Transporte, con organismos nacionales como es el Ministerio de transporte de la Nación y Trenes Argentinos Cargas”.

Recordó que hace pocos días mantuvieron un encuentro con Sebastián Lavandeira, secretario de San Luis Logística, y el presidente de Trenes de Carga y “acordamos un plan de trabajo muy bueno y que 20 días después se vio cristalizado en la salida del este convoy con diez vagones. Estamos realmente muy contentos porque se trabajó rápidamente”.

Lavandeira destacó la importancia de lograr competitividad en el transporte de cargas, ya que la provincia se encuentra en el centro del país, sobre el Corredor Bioceánico, “con nuestras rutas, nuestras autopistas y nuestra riqueza productiva, y esto es una gran alternativa que hace más interesante San Luis”.

 

Nota y foto: ANSL.