No hay rincón de la geografía puntana donde no se haya escuchado la tradicional e histórica cueca cuyana que describe la Calle Angosta de Villa Mercedes. Ese sentimiento de puntanidad que despierta, sus acordes y encanto, hizo famosa a la letra, a su música y al lugar, que es visitado por turistas de aquí, del país y del mundo.

Cientos de miles de personas disfrutan del Festival Nacional de la Calle Angosta que desde hace casi 30 años se realiza a fin de año en la ciudad de Villa Mercedes. Este evento, al paso de los años, se convirtió en un homenaje a las raíces culturales y musicales de esta Ciudad y de San Luis en general.

La Calle Angosta es sinónimo de orgullo para los mercedinos y puntanos. Músicos y poetas de San Luis y de Argentina se han referido a ella en sus obras. Un verdadero patrimonio cultural de una provincia que valora y protege el acervo cultural día a día. Tal como dice la letra, “la de una vereda sola”; la Calle Angosta fue el lugar de encuentro de músicos de la zona y de los que iban de paso a otros destinos.

Hace más de 100 años atrás, la calle era adoquinada y paso obligado de carros y carretas que descargaban y vendían productos regionales aprovechando el paso del tren ya que la vía férrea circulaba paralelamente a la calle. En consecuencia, los trabajadores, empleados y visitantes paraban en esta arteria a descansar y a tomar alguna bebida en los distintos despachos que existían en el lugar.

Así, anécdotas de por medio y con una guitarra siempre a mano, despuntaban el vicio entonando alguna cueca o tonada. Con el paso de los años, el bar más conocido fue el de Los Miranda, epicentro de creaciones musicales como la letra y música de la cueca que compusieron Alfonso y Zabala, y hoy es un verdadero himno a la puntanidad.

La Calle Angosta se encuentra a 91 km de la Capital Provincial por autopista de las Serranías Puntanas en la ciudad de Villa Mercedes, ingresando por Av. Mitre.

 

Nota y fotos: Prensa Secretaría de Turismo.