El gobernador Alberto Rodríguez Saá entregó 19 contratos de readjudicación y 20 escrituras gratuitas en el Salón de la Puntanidad, a las 17:00.

Cuando los beneficiarios recuerdan sus comienzos o mudanzas a la luz de estos nuevos logros se emocionan, agradecen y proyectan. Así le ocurrió a Herman Escudero, quien en 1995 se mudó con su familia al barrio Cáceres apenas le entregaron las llaves. Desde hoy, la tarde soleada de este martes quedará grabada con la misma nitidez en el álbum de sus seres queridos. “Esto es una satisfacción muy grande para toda la familia”, expresó.

Arnaldo Cubillos fue el último beneficiario en recibir la escritura de su hogar, ubicado en el barrio Los Venados, donde vive desde 1992. Cuando le entregó la carpeta el gobernador Alberto Rodríguez Saá lo reconoció emocionado: Cubillos fue su alumno de Derecho en la escuela Normal Mixta Juan Pascual Pringles.

“El trámite me resultó muy fácil y sin costo. Es una sensación de alegría y seguridad. Tener la casa propia es un anhelo que tenemos todos los habitantes de este país”, expresó agradecido, Cubillos.

“Es una emoción muy grande tener la escritura de la casa”, compartió Nancy Albornoz, que vive en el barrio Cerro de la Cruz.

“Mis hijos están muy contentos, es una seguridad para ellos en el futuro”, dijo Claudia Cepeda, del barrio 140 Viviendas.

Rodrigo Valdés tramitó el contrato de readjudicación de su hogar en el barrio Los Álamos. “La familia siempre apoyando porque sabíamos que en algún momento se iba a dar este trámite administrativo, así que estamos muy contentos”, señaló en el Salón de la Puntanidad.

 

Nota, fotos y video: ANSL.