Fue el miércoles pasado en la Sala Hugo de Carril del Centro Cultural Puente Blanco. El ciclo tuvo por objetivo reflexionar y repensar las diferencias, el respeto y la igualdad de la comunidad LGBTIQ+.

En su última edición propuso una puesta escénica teatral con audiovisuales y una muestra coreográfica de un grupo de ritmos urbanos del género coreano K-pop.

“Dentro del ciclo buscamos visibilizar distintos aspectos y puntos planteados por la ONU para el desarrollo sustentable y reflexionar sobre arte y diversidad”, señaló la responsable del Centro Cultural, Luján Espinosa.

De la actividad participaron “Yo, Monstruo Mío” a cargo de Nelson Rosales; K-pop; una banda tributo a Queen; “Los Nadie” y la banda de Sueños del Arte “La Negra Libre”.

“Lo interesante fue que todos los artistas de la casa cultural se sumaron a la propuesta de los artistas de K- pop, que incluye distintos ritmos urbanos”, señaló Espinosa y agregó que “el K-pop o pop coreano es uno de los géneros musicales más influyentes en el colectivo LGBTIQ+”.

 

Nota y foto: Prensa Programa Cultura – CCPB.