El Gobierno de San Luis, a través de la Secretaría de Ambiente y Parques, recomienda a la población tomar mayores recaudos para disminuir los riesgos ígneos, en la temporada alta de incendios atraviesa San Luis. La campaña tiene como objetivo promover la toma de conciencia para prevenir y reducir el flagelo de los incendios forestales.

En San Luis, la temporada alta de riesgos ígneos comienza en julio y se extiende hasta noviembre. Época del año en la que disminuyen las precipitaciones, aumentan los vientos característicos, y la humedad se mantiene por debajo del 30%. En este contexto el Gobierno provincial suma herramientas de combate, y trabaja en la prevención y lucha contra los incendios.

Las características climáticas actuales aumentan el riesgo de incidentes ígneos, ante estas condiciones, la Secretaría de Ambiente y Parques recomienda a la comunidad, extremar las medidas de seguridad y de precaución. Esto se logra a partir de sencillos hábitos, prestando mayor atención a los elementos que puedan disponerse en los espacios con pastizales, desde colillas de cigarrillos, botellas de vidrio que pueden generar un efecto lupa. En algunos casos, el fuego es utilizado con una finalidad específica en la dinámica de quema prescripta, las cuales deben contar con la autorización correspondiente.

Es importante el compromiso de todos para evitar este tipo de incidentes. Si se visualiza una columna de humo, o llamas, comunicarse inmediatamente a los números de emergencias llamando al 103 San Luis Solidario o al 911 Bomberos. La alerta temprana permite la rápida intervención, para que los grupos de combatientes puedan desplegarse inmediatamente y controlar los incendios de forma incipiente.

La Provincia sumó herramientas para el combate

En lo que va del año, se desarrollaron diversas acciones para fortalecer el sistema provincial entre ellas: los brigadistas provinciales perfeccionaron las técnicas de combate en el Curso Inicial de Combatiente Forestal que se dictó en junio en la Reserva Florofaunística de La Florida. Esta iniciativa se complementa con el anuncio de la creación de una base de operaciones del Servicio Nacional del Fuego en Santa Rosa del Conlara, que permitirá asistir y dar cobertura en la zona de Cuyo y sus alrededores.

Otra de las herramientas de las que dispone, es el cálculo de probabilidad de propagación de Incendios Forestales (F.W.I), que permite informar a la población e instituciones intervinientes, sobre la amenaza y peligro en que se encuentra envuelta la provincia. Este cálculo se efectúa diariamente por personal técnico, basado en las condiciones meteorológicas, la vegetación presente en los lugares de referencia y la topografía de la zona.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Ambiente y Parques.