Están contempladas en un proyecto de ley que el Gobierno de San Luis envió a la legislatura provincial. Podrán acceder a este beneficio todos los contribuyentes directos del impuesto sobre los Ingresos Brutos que realicen inversiones en la provincia.

El anuncio del beneficio fue realizado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá el pasado 1° de abril en la apertura de sesiones ordinarias de la legislatura provincial y este martes el Ejecutivo giró el proyecto a la Cámara de Senadores.

“Los ingresos brutos son la mayor cantidad de la masa impositiva que cobra la provincia, por lo que esta medida provocará una enorme reactivación. Ya se ha hecho antes en San Luis y ha dado enormes resultados”, indicó el jefe de Estado en la oportunidad.

El ministro de Hacienda Pública, Eloy Horcajo, se refirió al proyecto e indicó que “se elaboró pensando en el conjunto de actividades económicas en general, además de potenciar y favorecer nuevos emprendimientos que generan inversiones en la economía real de la provincia. Está destinado a aquel contribuyente que desee realizar una inversión o poner en marcha un proyecto productivo que genere valor agregado”.

“También se pensó en las actividades que se vieron perjudicadas por la pandemia y que registraron una caída en sus ventas superior al 20 por ciento en términos reales respecto de la facturación registrada durante 2019 y que no superen una facturación anual de $29 millones”, agregó.

“Es una herramienta muy importante porque permite a aquel que tenía pensado encarar un proyecto de inversión tener la posibilidad de contar con una exención en Ingresos Brutos para este año”, concluyó Horcajo.