En la mañana del martes, inició el rastrillaje para detectar casos sintomáticos y asintomáticos de COVID-19. Además registraron a quienes expresan la voluntad de inmunizarse contra el virus. Participaron del operativo más de 100 personas pertenecientes al Ministerio de Salud, beneficiarios del Plan Solidario y al municipio.

La actividad, que comenzó a las 9:00, se extendió durante toda la jornada en los barrios Inmaculada Concepción, El Bordo, Fernández, Centro Oeste y Norte. Es un operativo muy importante en lo que tiene que ver con la campaña de vacunación”, indicó el intendente de la localidad, Ernesto Alí, y  agregó que “en La Toma tenemos casi 4.000 dosis aplicadas y les pedimos que se inscriban para lograr la tranquilidad de todos los ciudadanos”. 

El rastrillaje es puerta a puerta para consultarle a los vecinos si quieren anotarse en el registro de vacunación y testearse voluntariamente en los puestos dispuestos en el barrio. 

El director del hospital de La Toma, Alejandro Torres, acompañó a todo el equipo. “Se realizaron PCR y test rápidos para detectar el virus. Estamos haciendo también hincapié en la inscripción para la vacunación”.

Marie Laura es una de las vecinas del barrio Inmaculada Concepción que decidió anotarse en el registro provincial de vacunación contra el COVID-19. “Tenía miedo y no había preguntado”, expresó la mujer y continuó: “Ahora por un tema de salud decidí anotarme y eso me da tranquilidad, y a toda mi familia”.