Así lo aseguraron Dina Barizzoni y Gustavo Domínguez, coordinadores del vacunatorio COVID-19 instalado en la Universidad Provincial de Oficios (UPrO) “Eva Perón”, dependiente del Ministerio de Salud de la provincia. 

“Desde su inicio y hasta el momento, el balance sobre este plan de vacunación es muy positivo, tanto en su desarrollo, como en el cumplimiento de las expectativas que tenía fijadas la comunidad en general”, declaró Barizzoni, quien remarcó: “De lunes a viernes recibimos desde las 7:30 hasta las 19:00, por lo que las jornadas terminan alrededor de las 21:30, con un breve receso al mediodía. Los sábados también se inicia a las 7:30, con un receso a las 10:00 y continuamos hasta las 15:00”.

En cuanto a la cantidad promedio de inoculaciones, la enfermera dio como ejemplo que “este viernes tenemos previsto aplicar 1.800 dosis, en este caso del primer componente de Sputnik-V, composición que también suministraremos el sábado, junto con vacunas de AstraZeneca”.

Por su parte, Domínguez destacó que “son numerosas las campañas de vacunación en las que se trabaja periódicamente, aunque en el caso de COVID-19 presenta varios frentes, uno de los cuales es la prevención, justamente mediante la aplicación de las distintas dosis, al que se suma el tratamiento oportuno y la mitigación, como también la rehabilitación de pacientes. Podría decirse que se trata de un trabajo a contrarreloj, pues el ritmo lo marca la aparición de casos. En cuanto a la vacunación, la consigna es tener el menor tiempo posible las dosis en las heladeras, para lo cual utilizamos un sistema desarrollado por la Universidad de La Punta, mediante el cual la población es citada para recibir la vacuna, y en caso de que alguien no llegara a presentarse, de inmediato, se reprograma su turno, por lo que el ritmo en que se trabaja siempre ha sido sostenido”.

Asimismo, parte de esta labor es trasladada fuera del vacunatorio, “como sucedió, por ejemplo, este jueves y viernes, que un grupo de profesionales recorrió geriátricos de la ciudad para aplicar dosis a los adultos mayores”, acotó Barizzoni.

El plan de vacunación se encuentra bajo la órbita directa del Programa de Atención Primaria de la Salud, que en Villa Mercedes tiene como responsable a María Alcántara.

La atención de otras enfermedades

Domínguez agregó que “de manera paralela continuamos con la promoción y la prevención, además de lo relacionado con el diagnóstico precoz y tratamiento oportuno de diversas patologías. A modo de ejemplo, y si bien actualmente las escuelas no están abiertas, su población debe seguir recibiendo las vacunas de temporada y eso también es parte de nuestras tareas”.

 

Nota, fotos y video: ANSL.