“Sin ellos, nada de esto se hubiera logrado. Sin su esfuerzo, dedicación y entrega hoy seguramente estaríamos opinando sobre otra realidad”, agradeció el gobernador, que fue aplaudido de pie y con mucha emoción por el recinto. Asimismo, apeló a la responsabilidad social de los ciudadanos para esta segunda ola de la pandemia.

“Actuamos frente a la pandemia, apelando a la responsabilidad social de los ciudadanos, siendo totalmente transparentes al momento de informar la situación epidemiológica y aplicando estrategias que nos permiten evitar la propagación del virus, mientras vacunamos a la población”, dijo el primer mandatario provincial.

“Diariamente el Comité de Crisis da cuenta de la evolución de casos positivos, altas y decesos. Cotidianamente, nuestros profesionales informan en los medios de comunicación sobre la situación imperante. Con ello, apelamos a que el conocimiento de lo que sucede despierte la responsabilidad que como individuos debemos ejercer. Las campañas de concientización se convirtieron en fortaleza, cuando casi de manera espontánea, procurando que sean claras y generen compromiso social, surgieron frases que seguimos aplicando y que recordaremos siempre ‘A la luz del sol y a los ojos de Dios’; ‘El que rompe paga’; ‘De la casa al trabajo y del trabajo a la casa’”, repasó.

“Advirtiendo que la mayoría de las personas positivas transitan la enfermedad de manera asintomática, decidimos implementar testeos masivos, voluntarios, gratuitos y sin turno previo en todo el territorio provincial. De esta manera, aislando al paciente asintomático, logramos disminuir la cadena de contagio y mantener la cantidad de casos amesetados”, sostuvo este jueves.

“San Luis es a nivel nacional la provincia que mayor cantidad de testeos diarios (por cantidad de habitantes) realiza. Aquí también podemos advertir la responsabilidad ciudadana, testearse periódicamente es un gesto de solidaridad para con el resto de los puntanos”, destacó.

En otro párrafo, el gobernador resaltó la logística de la campaña de vacunación provincial. “Eficiencia que implica llegar a grupos de riesgo y personal estratégico que se movilizan a los hospitales o si la situación lo amerita, acudir a los domicilios de aquellas personas que no pueden trasladarse. La transparencia en la vacunación también nos caracteriza”, aseguró.

“Llevar adelante el plan de lucha contra el COVID-19, fortaleciendo el sistema de salud con equipamiento, insumos, recursos humanos y elementos de protección personal, entre muchas otras cosas, implica un esfuerzo presupuestario que alcanza, a la fecha, los 2.600 millones de pesos”, agregó.

“Quisiera, por último, reflexionar acerca del rol del sistema de salud provincial. De cada uno de sus integrantes, sin distinción de cargo o tarea. Sin ellos, nada de esto se hubiera logrado. Sin su esfuerzo, dedicación y entrega, hoy, seguramente, estaríamos opinando sobre otra realidad”, agradeció Rodríguez Saá

“Tengan en cuenta que, aún en pandemia, cuando de lo único que hablábamos era del Coronavirus, la vida continuaba y las personas se enfermaban de otras patologías. Muchos requirieron que uno o varios miembros del equipo de salud acudiesen en su auxilio. Otros necesitaron internarse o visitar un consultorio externo. De hecho, durante el 2020, se realizaron en los hospitales y centros de atención primaria de la provincia 1.250.355 consultas. Este mismo equipo de profesionales, técnicos, enfermeros, auxiliares y personal de servicios generales se involucró en otra campaña de vacunación. Así, administró a niños, niñas, adultos mayores y personas con factores de riesgo 299.532 dosis entre vacunas para el neumococo y la gripe. Todos ellos lograron la tasa de mortalidad infantil más baja en la historia de la provincia: siete por cada mil niños nacidos vivos”, explicó el gobernador, que fue aplaudido por el recinto.

 

Nota, fotos y video: ANSL.