Con una cálida recepción brindada en el hall principal del Aeropuerto Internacional Valle del Conlara, los futuros pilotos extranjeros ingresaron este viernes al curso que brinda el Gobierno de San Luis a través del Ente de Desarrollo Aeronáutico, que está equipado con dos modernos simuladores y cuatro avionetas.

Tienen entre 18 y 20 años y llegaron desde Panamá para realizar el curso que los capacitará durante un año como pilotos privados de avión. Los 13 jóvenes recibieron la bienvenida a la provincia del secretario de Transporte, Sebastián Anzulovich, el administrador del Ente de Desarrollo Aeronáutico (EDA), Maximiliano Cruceño, y Pablo Reynoso administrador de Alas Servicios Aéreos, la empresa cordobesa que, a través de un convenio con San Luis, brinda aspectos teóricos a los aspirantes.

“Es un día histórico, porque se cumple un sueño del gobernador Alberto Rodríguez Saá expresado en 2011 cuando creó el EDA para que sea una escuela internacional”, expresó Anzulovich y destacó que al ser un centro de instrucción modelo en el país atraerá a más interesados nacionales y extranjeros, que ya están haciendo consultas para iniciar el curso.

Para Cruceño, la llegada de aspirantes extranjeros al Centro de Instrucción de Vuelo “tiene un condimento especial por lo que se vive a nivel mundial, donde la pandemia afectó a la aviación en forma directa y por ello varias escuelas de pilotos están cerrando sus puertas”.

Los futuros pilotos llegaron a Argentina el pasado 15 de marzo en un vuelo de Copa Airlines, habiendo cumplido con todos los requisitos solicitados por migraciones para el ingreso al país se dirigieron a realizar la cuarentena obligatoria en un hotel de CABA. Luego de terminar con el aislamiento, viajaron a San Luis. Al llegar, fueron hisopados en el Hospital de Merlo, siendo todos negativos para COVID-19.

Ashly Ortega y Catriani Barreras son las dos únicas mujeres que integran la delegación panameña y con sus 18 años expresaron su satisfacción por ser las primeras extranjeras en realizar este curso. “Una vez que terminemos esta instrucción, nos gustaría trabajar en una aerolínea en nuestro país y poder vivir de lo que consideramos nuestros sueño”, comentaron.

Joasid Álvarez tiene 20 años y expresó que decidió hacer esta capacitación en San Luis porque “el sueño de ser piloto lo tengo desde niño y venir a la Argentina lo decidí para conocer otra cultura y expandir mis conocimientos a nivel internacional”.

Este lote de aspirantes se suma al cuarto grupo de alumnos de nacionalidad argentina que cursa los últimos tramos de la instrucción de piloto civil, que ofrece la entidad estatal y que logró colocarse en el centro de atención de los jóvenes por la cantidad de consultas recibidas.

 

Nota, fotos y video: ANSL.