La directora provincial de Ingresos Públicos, Cecilia Badaloni, también recordó que hasta el 31 de julio, hay tiempo para adherirse al Plan de Facilidades para Regularización Impositiva, que otorga importantes beneficios.

Cecilia Badaloni, directora provincial de Ingresos Públicos.

Desde el 1° de febrero rige la exigencia de la clave fiscal para consultas en la página de la Dirección Provincial de Ingresos Públicos, un requisito que alcanza a los impuestos inmobiliario, automotor, acoplado y motocicletas e ingresos brutos, y sirve para impresión de boletas de pago, consulta de estados de deuda y generación de volantes electrónicos de pago de estos tributos, recordó Cecilia Badaloni, directora provincial de Ingresos Públicos.

La funcionaria detalló que el próximo lunes 15 de marzo vence la primera cuota del impuesto inmobiliario urbano, y la primera cuota del impuesto automotor, motocicletas y acoplados.

“Recordemos que ahora se distribuyen en 10 cuotas iguales y consecutivas que empiezan a partir de marzo para concluir en diciembre y como todos los años el contribuyente tiene la opción del pago contado que se opera para el inmobiliario urbano el día 30 de marzo para el automotor el último día hábil de abril con un 15% de descuento en el total de la boleta con el pago contado y se adiciona un 5% cuando este pago se hace a través de nuestros medios electrónicos”, según explicó en declaraciones radiales.

Badaloni destacó que los contribuyentes verán reflejado en sus boletas, ya sean anuales o mensuales, los beneficios al buen contribuyente que son descuentos del 10 al 20% del total de la boleta, según la cantidad de años que se mantuvieron en esa condición.

“También contribuyentes del impuesto a los ingresos brutos que tengan su situación fiscal regular, pueden hacer uso de la alícuota reducida que es un descuento muy importante”, recalcó.

“Las políticas que siempre mantuvo el Gobierno provincial, fueron no solo poner a disposición herramientas al contribuyente que de algún modo no ha podido dar cumplimiento a sus obligaciones, sino también premiar al contribuyente que ha hecho el esfuerzo de mantener su condición al día”, aclaró Badaloni.

Por otra parte, indicó que con el plan de regularización impositiva establecida por ley en noviembre del año pasado, ya hay más de 9 mil planes confirmados, y recordó que los contribuyentes tienen tiempo hasta el 31 de julio e incluye el impuesto inmobiliario, automotor e ingresos brutos: “Lo puede hacer por impuesto y dentro de cada impuesto lo puede hacer por el bien que él decida, no necesariamente tiene que incorporar toda la deuda; es un plan con tasas de interés muy bajas, que arranca del 1% y hasta 60 cuotas que es un plazo de pago muy considerado”.

 

Nota y foto: ANSL.