Pese a la situación sanitaria en el 2020, los órganos ablacionados en San Luis fueron 19, entre riñones, corazones, páncreas e hígados, pero el más importante fue un pulmón.

La coordinadora del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante, CUCAI San Luis, doctora Eugenia García, detalló que la actividad de procuración y trasplante trabaja de manera normal: “Se está realizando una buena cantidad de ablaciones y trasplantes. En total, los pacientes que recibieron un trasplante fueron 14, no es el récord que tuvimos en el 2019, pero se pudo sostener un buen número a pesar de la pandemia. Incluso, estamos casi igual que en el 2018, ese año no existía la Ley Justina. Pero logramos que 14 pacientes salieran de la lista de espera”.

Además, la encargada del CUCAI detalló: “Lo más importante fue la ablación del pulmón, ya que este es un órgano blanco del COVID-19 y nosotros pudimos hacerlo sin inconvenientes”.

En cuanto a las medidas de bioseguridad, la referente aseguró que trabajan con estrictos niveles de seguridad con elementos de protección personal rigurosamente controlados para el ingreso a las terapias intensivas. Con respecto al proceso previo que realizan los donantes, García explicó que se le realizan análisis e hisopado para COVID-19, 12 horas antes de ser intervenidos.

La doctora García destacó la importancia de la continuidad en la logística y la operatividad que se realiza desde el sector, a pesar de la situación sanitaria actual, para seguir dando respuesta a todos aquellos pacientes que deben ser trasplantados para mejorar su calidad de vida.

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.