Su titular, Diego Lavado, elogió la reciente legislación puntana que permite a personas condenadas desarrollar proyectos económicos en parajes de la provincia.  Se reunió este martes con el vicegobernador, Eduardo Mones Ruiz, y el presidente de la Cámara de Diputados, Juan Carlos Eduardo.

 

La comitiva visitante estuvo integrada por los comisionados Diego Lavado y Rocío Alconada Alfonsín; la directora de Mecanismos Locales, Silvina Irrazábal; la directora de Visitas de Inspección, Rosario Gauna Alsina, y el coordinador Operativo de la Comisión, Bruno Pandolfo.

“La nueva ley de parajes es una modalidad muy interesante para seguirla porque no hay experiencias en el país y puede ser un ejemplo para aplicarla en otras provincias. Es una forma de ejecución de la pena que consiste en la integración paulatina a la sociedad de las personas condenadas a través de emprendimientos productivos de gestión individual, que se evalúan para que tengan un impacto positivo en la comunidad”, expresó Lavado al término de la reunión.

El funcionario dijo conocer desde hace bastante las políticas de desinstitucionalización con las que la provincia de San Luis ha sido pionera en relación a los menores en conflicto con la ley y también de personas con salud mental. “Mucho antes de sancionarse la Ley Nacional de Salud Mental, San Luis ya tenía políticas en esa misma línea”, elogió.

Para el vicegobernador Mones Ruiz, “siempre es importante tener en la agenda estos temas, ya que si bien se ha trabajado mucho para erradicarlos, es conveniente mantener la prevención”.

Del encuentro, participó el jefe del Programa Derechos y Garantías Constitucionales, Alejandro Cordido.

El recorrido de la comitiva incluyó visitas a dependencias policiales y un encuentro con el gobernador Alberto Rodríguez Saá, en donde se abordó de manera particular la ya mencionada “Ley de Desarrollos Productivos por Personas Condenadas, en Parajes de la Provincia”.

Además, el mandatario puntano profundizó en el reconocimiento que la Provincia realiza a las culturas originarias, y sus derechos.