A través del Ministerio de Salud se proveyó dos contadores hematológicos, una centrífuga de mesa y un sillón completo de odontología. La inversión fue de más de $2,4 millones.

La salud como prioridad y de la periferia al centro, así con la consigna más firme que nunca, el Gobierno de San Luis por intermedio del Ministerio de Salud, a través de los Programas Medicina del Interior, visitó los hospitales de Luján, Candelaria y Unión con una con una doble finalidad: conocer  la situación de cada uno de los centros de salud y además entregar insumos y equipamiento por un total de $2.454.252.

“El objetivo es establecer un contacto directo con los Hospitales y Centros de Salud del interior,  recorrer los parajes y zonas rurales para que todos los sanluiseños puedan acceder a la mejor asistencia desde la salud pública”, remarcaron los funcionarios de Medicina del Interior.

En Luján se entregó un contador hematológico, una centrífuga de mesa para laboratorio y equipamiento para kinesiología, y demás insumos. El Hospital de Candelaria, también recibió un contador hematológico.

El contador hematológico es un equipo automatizado, que se usa en los laboratorios de análisis clínicos y sirve para tener valores altamente confiables de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y en las plaquetas de los pacientes. Esto permite detectar si el paciente se encuentra anémico o cursando alguna infección.

Mientras que en el Hospital de Unión se instaló un sillón odontológico, RX odontológico, gabinete de revelado y un chaleco plomado.

 

Nota, foto y video: Prensa Ministerio de Salud.