La artista presentó una pintura realizada al óleo con espátula sobre madera imprimada con gesso.

Chiara Camilli ganó la convocatoria “Mujeres Puntanas”, con una pintura realizada al óleo con espátula sobre madera imprimada con gesso, denominada: “Juana Koslay: semilla nuestra”.

Con respecto al proceso de trabajo para lograr la obra, Chiara explicó: “Como mujer y como habitante de ‘Juana Koslay’, decidí inspirarme en  Arocena Koslay. Luego, empecé el proceso creativo que consistió en pensar de qué manera hacerla, elegir soporte, materiales y comenzar a pintar”.

La protagonista de la obra de Chiara, Arocena “Juana” Koslay, se casó con Juan Gómez Isleño, un oficial de la alta clase española con el grado de capitán destinado a conquistar y ocupar las tierras del centro oeste del Virreinato del Río de la Plata.

Su acercamiento al arte

La artista recordó que su acercamiento al arte fue desde muy chica, por medio de su abuela materna, escritora y doctora en letras. Actualmente, cursa el tercer año de Artes Visuales en la Universidad Nacional de Córdoba, muy entusiasmada con el continuo aprendizaje y con diversos proyectos.

Sobre las características que definen a sus obras, explicó que en su mayoría son pinturas y las define el gesto, el material, la mancha, una cierta improvisación, una búsqueda de hablar mediante estos elementos y mucha importancia al color a quien considera un gran protagonista.

Mujer feminista y artista

Chiara siente un total compromiso con respecto a la visibilización de las mujeres en el arte. “Me parece fundamental que desde un organismo como el Estado, se promueva esto y se busque darle el lugar tan merecido y necesario a las mujeres en el ámbito artístico. Estoy muy feliz de saber que a medida que ha ido pasando el tiempo, son más las mujeres que conocemos a través del arte y cómo de a poco, a mujeres artistas se nos va haciendo un lugar en un terreno en el que históricamente se nos excluía o invisibilizaba”, enfatizó.

 

Nota y fotos: Prensa Programa Cultura.