El director nacional de Control de Enfermedades Transmisibles, Juan Manuel Castelli, afirmó que la planificación diseñada por el Ministerio de Salud de la provincia cumple con el objetivo de permitir la vacunación del mayor número de personas en el menor lapso de tiempo posible, cuidando las medidas preventivas para disminuir la posibilidad de rebrotes de COVID-19.

Este jueves, el doctor Castelli, de la Subsecretaría de Estrategias Sanitarias, dependiente de la Secretaría de Acceso a la Salud, y la doctora Marina Pasinovich, integrante del equipo de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, se reunieron con la ministra de Salud puntana, Silvia Sosa Araujo; la coordinadora ministerial, Rosa Dávila; su equipo de trabajo y la titular de la cartera de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos.

El objetivo del encuentro fue analizar el plan diagramado durante las últimas 10 semanas por los profesionales de Salud de San Luis para la vacunación masiva contra el COVID-19. “San Luis siempre tiene un diseño y planificación con característica de excelencia”, mencionó el director nacional de Control de Enfermedades Transmisibles, y agregó que “San Luis está listo para realizar cualquier operativo”.

La ministra Sosa Araujo, destacó que cuando Nación reciba las vacunas y disponga el envío a las provincias, San Luis estará preparada. Con respecto al operativo, dijo que “es una tarea que debemos hacerla en conjunto, porque requiere que en poco tiempo vacunemos a mucha personas”.

Dávila, explicó que el plan estratégico abarca aspectos como la población que se vacunará, la logística de traslado y distribución, el recurso humano necesario, la comunicación, el registro, y las entidades que colaborarán con el operativo, como universidades, fuerzas de seguridad e instituciones deportivas.

Nota, fotos y videos: ANSL.