César Calderón nació hace 31 años en San Luis capital y vive en la zona sur. Integra “Sueños del Arte” como bailarín desde octubre de 2018 y afirma que desde que es parte del sistema de bandas, coros y grupos de danza hubo un antes y un después en su vida.

El bailarín tuvo la oportunidad de acercarse a la danza folclórica en la escuela primaria y secundaria. Allí, aprendió algunas coreografías básicas que presentaban en los actos escolares, pero no tuvo la oportunidad de seguir capacitándose como le hubiese gustado, hasta que tuvo conocimiento de la convocatoria que el Gobierno de la Provincia realizó a través del Programa Cultura para integrar “Sueños del Arte”.

“Al sumarme al sistema volví a sentir la pasión y la energía que te genera bailar folclore, que es una danza que nos caracteriza, es nuestra, son nuestras raíces. Además, el sistema está integrado por muy buenas personas, excelentes profesores y coordinadores que como artista me brindan todo, porque generaron que renaciera nuevamente en mí la pasión por la danza, la expresión de nuestros sentimientos. Siento que me abrieron muchas puertas, me generaron ganas de seguir aprendiendo, ganas de avanzar en la carrera artística, de sumarme a una academia para seguir creciendo”, expresó César.

Dentro de todas las presentaciones que realizaron con “Sueños del Arte”, César Calderón afirmó que, para él, la más significativa fue la que realizaron en Renca en mayo de 2019 en el acto por el Día del Granadero Puntano. “Para nosotros fue muy significativo porque estaba el gobernador, había mucha gente y además era el primer gran evento en el que nos presentábamos frente a tanto público y fue muy lindo. Éramos más de 30 bailarines de Sueños y de Renca. Fue una experiencia inolvidable”, aseguró el bailarín.

César siente que quiere seguir creciendo como artista y además cuenta con el acompañamiento de sus seres queridos: “Tengo el apoyo de amigos y de toda mi familia que está integrada por mis padres, dos hermanas, un hermano y un sobrino. Siempre me acompañan, van a las presentaciones, ya sean más pequeñas o grandes espectáculos como fue el del aniversario de San Luis que se realizó en el Centro de Convenciones de la ciudad de La Punta y la misa criolla, a fin de año en el Parque IV Centenario”, detalló el joven, quien también asegura que todos extrañan la cotidianidad del trabajo en el Centro Cultural Puente Blanco, aunque comprenden la importancia de seguir la tarea de capacitación de forma virtual para que cuando se pueda, vuelvan a compartir y seguir creciendo como artistas en el mismo espacio.

 

Nota y fotos: Prensa Programa Cultura.