Cinco meses sin lluvia complicaron el control de los focos de incendio que sufrió la provincia. Desde el comienzo del fin de semana, los equipos viales se abocaron a colaborar con los puntos activos de Villa de la Quebrada, Los Molles y El Suyuque.

Dos palas cargadoras, una retroexcavadora, cinco camiones de agua – uno de ellos en el aeropuerto abasteciendo al avión hidrante- dos camiones con carretones para el traslado de máquinas, camionetas y más de 20 personas fueron afectadas para colaborar en la lucha contra el fuego.

El director de Vialidad Provincial, Jorge “Timy” García Quiroga, explicó: “Tuvimos un fin de semana muy intenso, sinceramente desde mi lugar de colaboración con los bomberos y brigadistas hago un llamado a la solidaridad para que la gente comprenda que estamos atravesando una de las sequías más grandes de la historia de San Luis. Más de cinco meses sin lluvias y cruzando una primavera con mucho viento, estamos en condiciones de sufrir más incendios”.

“Los puntanos debemos extremar las medidas, realizar y mantener las picadas cortafuego en los campos y alrededor de las viviendas ubicadas en lugares propensos a los fuegos y, sobre todo, ser conscientes de hacer solo quemas prescriptas con control”, dijo Quiroga.

Nota: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.