La presidenta del Comité de Crisis, María José Zanglá, recalcó que “como medida preventiva, todo síntoma respiratorio se considera coronavirus, el mismo protocolo que se adoptó en la pandemia de la gripe A de 2009. En esa oportunidad existía medicación, pero ahora no, por ello es tan importante la responsabilidad social”.

La médica ejemplificó que “si soy positivo de COVID-19 debo aislarme y tengo la obligación de avisarle a mis contactos estrechos que deben hacer lo mismo durante 14 días; si me hisopé también me aíslo durante 14 días, si soy contacto estrecho, me hisopé y me dio negativo, debo permanecer en aislamiento ese tiempo a partir del último contacto que tuve con el caso positivo, y si tengo síntomas me quedo en mi casa y no salgo”.

Zanglá reconoció que “la situación de la pandemia es muy preocupante en Villa Mercedes y se ha sumado la ciudad de San Luis, donde el aumento de casos es sostenido y exponencial”, y remarcó además que “el coronavirus afecta al 80 % de la población, que no sufrirá la enfermedad, que no tendrá síntomas, pero va a contagiar al 20 % restante, del cual entre el 2 % al 5 % serán pacientes graves. Debemos aislarnos para cortar la cadena de contagios, es la única manera en la que el virus no se va a transmitir”.