El incendio forestal, comenzó el viernes en cercanías de Villa de la Quebrada y creció en magnitud. Actualmente las tareas se concentran en proteger las viviendas ubicadas en el piedemonte, en el paraje Los Molles.

El Ministerio de Seguridad informó que se trabaja en varios frentes, uno avanzó en dirección sur, pasando por el paraje, muy cerca de una zona poblada. Otro trepó las sierras y pasó a la zona de Virorco.

Las trabajos se dificultan porque las llamas se extienden en territorio de difícil acceso. Durante todo el día, bomberos y brigadistas contaron con el apoyo de un avión hidrante.