La obra permitirá una mejor regulación y ordenamiento del tránsito, y contribuirá a reducir la circulación sobre Avenida 25 de Mayo y Los Álamos. Implicará trabajos de los más variados para lograr sus objetivos, mejorando los ingresos y egresos a la ciudad.

Los ingresos se renovarán por completo, mediante la interconexión de dos colectoras entre las calles 25 de Mayo y Los Álamos, reacondicionamiento de rotondas, conformación de cantero central e incorporación de tecnología led lineal que unirá los cruces de Chacabuco y Betbeder y el puente colgante “Monseñor Miranda”. La iluminación se prevé para todos los accesos a la ciudad.

Respecto de las características técnicas, el director de Vialidad Provincial, Jorge “Timy” García Quiroga, explicó que “la obra implica la demolición y retiro de pavimento existente, construcción de terraplén con compactación y banquinas, base estabilizada granular y cordón cuneta, riego de imprimación, señalización vertical, demarcación horizontal, veredas de hormigón, obras hidráulicas, recambio de luminarias, construcción de alcantarillas y colocación de barandas metálicas”.

Nota: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura