La sociedad del Estado es la encargada de administrar los recursos hídricos de la provincia, como así también la infraestructura de los sistemas de agua cruda.

La red de drenaje está dividida en cuencas hidrográficas, que son las áreas que abarcan un río principal y sus tributarios.

La provincia de San Luis posee una importante red hidrográfica, desde donde se provee del recurso para uso ganadero, riego, actividades turísticas y plantas potabilizadoras. Por esto, San Luis Agua realiza numerosas actividades para garantizar la cantidad y calidad del agua cruda.

Una de las principales tareas es el continuo monitoreo de los caudales de agua que aportan a los diques y embalses provinciales, así como también a los acueductos que suministran el recurso vital a los diferentes usuarios. Además se ejecutan tareas de mantenimiento de los ríos y arroyos mediante trabajos de encauzamiento y limpieza, con el fin de evitar inundaciones de los terrenos colindantes con los cursos de aguas.

La red de drenaje está dividida en cuencas hidrográficas, que son las áreas que abarcan un río principal y sus tributarios. “Diariamente realizamos tareas de mantenimiento en ríos y arroyos, que se alimentan de vertientes, manantiales o lluvias. Existen dos tipos de cursos de agua, uno de carácter permanente y otro temporal”, comentó Daniel Torres, jefe del Área Ríos de San Luis Agua.

Nazareno Perroni, gerente General de la sociedad del Estado, comentó: “Continuamente realizamos muestreos sobre arroyos, ríos, diques y embalses de la provincia para monitorear la calidad del agua e identificar posibles agentes contaminantes, con el fin de garantizar la aptitud de la misma ante los diferentes tipos de usos”.

Debido a las variaciones de las precipitaciones durante el año, se produce un cambio en el régimen de cada río o arroyo de la provincia. Siendo la época de mayor caudal durante los periodos estivales y de menor caudal en épocas invernales.

 

Nota y fotos: Prensa San Luis Agua.