“Vamos a mantener las cosas como están hoy pero entendamos los costos que tiene no ser responsables”, subrayó el presidente Alberto Fernández desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Fernández anunció que, entre el 3 y el 16 de agosto, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) continuará el aislamiento social, preventivo y obligatorio bajo las mismas condiciones que hasta el momento, en el marco de las medidas que lleva adelante el Gobierno nacional para enfrentar la pandemia de coronavirus COVID-19.

El presidente informó: “Estamos atravesando un momento creciente de circulación del virus que se concentra en gran medida en el Área Metropolitana de Buenos Aires, pero que también ha empezado a irradiar al sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, y se suman focos en provincias como Jujuy, Chaco y Río Negro”.

Y explicó que “el mayor problema que hoy tenemos es la circulación que se ha convertido en el principal enemigo para superar esta pandemia”, al tiempo que reflexionó: “Cuando sentimos que el problema se acota, nos relajamos y nos exponemos al peor riesgo”.

También destacó que los contagios en otros lugares del país como Córdoba, Mendoza, Jujuy, Chaco y sur de Santa Fe crecieron a raíz de la irradiación de la circulación del virus que se concentra en el AMBA, al tiempo que explicó que cada 24 días se duplicó la cantidad de fallecimientos, con un promedio actual de 80 casos diarios de muertes por coronavirus.

Fuente y fotos: Presidencia de la Nación.