Es una iniciativa del Gobierno provincial que busca vincular el arte con los derechos humanos a través de una galería virtual donde se exponen una serie de cuadros y esculturas producidas por los internos del Servicio Penitenciario.

El Gobierno provincial puso en marcha el proyecto “En vuelo”, arte visual carcelario.

Impulsado por el Ministerio de Justicia, Seguridad, Gobierno y Culto, en conjunto con la Comisión Permanente de Derechos Humanos y el Programa Juventud, el Gobierno provincial puso en marcha el proyecto “En vuelo”, arte visual carcelario, cuyo objetivo es sumar acciones para la reinserción social y como aporte a la desestigmatización de las personas privadas de su libertad.

“Es la primera vez que se va a visibilizar este trabajo que refleja un espíritu artístico bien fuerte en la comunidad carcelaria y en este caso hacemos referencia al derecho humano universal que alude a que toda persona tiene derecho a participar en la vida cultural de las comunidades, aun estando privados de la libertad”, explicó Gabriela Puerto Mestre, jefa del Subprograma Relaciones con la Comunidad.

Nadia Agúndez, miembro de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, contó que el taller de arte funciona hace 12 años dentro de la Unidad 1 del Servicio Penitenciario Provincial a cargo de un mismo interno, que nuclea un grupo de presos que desarrollan esculturas, pinturas y grabados.

El Programa Juventud, a cargo de Gabriel Sindoni, generó una plataforma web, humanizarte.sanluis.gov.ar, donde está alojada esta iniciativa llamada “En vuelo: arte visual carcelario”. Dentro de esta página se encuentran pestañas para que los interesados puedan formular consultas.

“Pudimos digitalizar todas las obras del taller penitenciario y en cada una de ellas mostramos en detalle el significado de cada pintura, el autor, tamaño, técnica utilizada y otros datos para quienes visiten la galería lo puedan apreciar y valorar”.

Sindoni anticipó que en los próximos días lanzarán un video que mostrará un recorrido por la galería de obras, como si fuera una muestra artística pero desde lo virtual.

Nota, fotos y video: ANSL.